26 septiembre 2016 Programación, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Adiós al contraclub, los celos de Adara y una clara destacada a la expulsión

El contraclub cerraba una semana después de haber abierto en El debate tras la espantada que protagonizaba el primer expulsado, Pablo, al comprobar cómo era aquel lugar y sobre todo lo difícil que sería vivir con Maite Galdeano. Mientras Adara protagonizaba escenas de celos porque no entiende la relación entre Pol y Miguel y se enfrentaba a Bea, al igual que Bárbara tenía sus más y sus menos con Montse. Los porcentajes ciegos muestran una clara destacada a la expulsión que esta semanas será una mujer (Bárbara, Candelas o Meritxell).

Adara discutía con Pol porque no está de acuerdo con la relación de amistad que mantienen Miguel y él. “Sigo sin entender el rollo que te traes con Miguel. No tengo inconveniente en que tengas una amistad normal, no que os estéis acariciando, que tengáis bromas de sexo…”, le decía. Miguel lo escuchaba todo y se iba llorando a la habitación y al enterarse Pol acudía corriendo a la cama para consolar a su amigo. “Me he visto muy en medio. A Adara se le ha ido la olla. Una cosa es ser celosa y otra cosa es ser posesiva”, opinaba. Finalmente el catalán le aseguraba a la madrileña: “Sigo estando a muerte contigo”, mientras se daban un abrazo y un beso.

Adara y Bea se enfrentaban por este tema cuando la segunda tildaba a la azafata de tener una actitud posesiva. Esto hacía que Adara la llamara falsa y le dijera que no tiene ningún futuro con Rodrigo. Las que también se enzarzaban en una discusión eran Bárbaba y Montse, después de que la última se enterase de las palabras (insultos) de la nominada que hacían alusión a lo que pensaba de los comentarios sobre sexo de su compañera.

Los porcentajes dejan claro que una de las tres nominadas tiene casi todas las papeletas para irse el jueves con un elevado porcentaje (72,1, 14,6 y 13,3 por ciento). Además El club solo puede tener tres componentes por lo que el jueves saldrá una persona para dejar el hueco a otra. También supimos que la expulsada no irá al contraclub que ayer cerraba sus puertas tras convertirse en un sonoro fracaso. En plató se abría la caja de Álvaro, expulsado disciplinariamente, aunque no lo parezca, y en el papel que contenía se leía que no tenía la oportunidad de volver a la casa.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *