13 octubre 2015 Actualidad

La agresividad de Suso tras la visita de Maite en Gran Hermano 16

Maite visitaba el domingo durante El debate de Gran Hermano 16 la casa con un rebaño de ovejas y estas dejaban heces a lo largo de su recorrido. La primera expulsada de la edición decidía que fuera Suso el que lo limpiase, algo que formaba parte de la prueba semanal, y este entraba en cólera, si bien reconocía que la navarra se lo había pedido con educación.

Tras las expulsiones de Muti y Raquel, el catalán se muestra más agresivo que nunca y sus compañeros optaban, en su mayoría por callar, pero cuando algunos osaban a comentar algo en medio de su discurso, no salían bien parados. Así pasó con Carlos y con Vera, a este último lo llamó pelele. Pero esto no fue lo más grave, sino que se acercó hasta él y a punto estuvo de agredirle si no hubiera sido por la rapidez de Marta que le sujetó el brazo derecho y de Aritz que hizo lo propio con el izquierdo.

El catalán cuestionaba su agresividad gritando y amenazando con hacer volcar la mesa de billar de la casa. Mientras Aritz pedía que se le expulsara disciplinariamente. Lo cierto es que ni Amanda puede defender el comportamiento de su amigo y lo calificaba como “indefendible”, mientras Vera aseguraba que, aunque le pidiera disculpas, no le perdonaría.

El domingo nos quedamos sin saber cuáles eran los porcentajes ciegos de los nominados de esta semana y eso podría indicar que uno de ellos va muy destacado con respecto al resto. ¿Será Suso? Junto a él se juegan su permanencia en la casa Amanda y Enrique.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *