19 mayo 2012 Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

Al contrario que ocurre con la mayoría de comedias, Community tiene una voz distintiva y única que no solo la hace especial en la programación actual sino en la historia de la televisión. Sin embargo, esto ha sido contraproducente a la hora de lograr las audiencias millonarias ensimismadas por la simpleza de Dos hombres y medio. La personal serie creada por Dan Harmon ha logrado granarse un público fiel que ha erigido la producción en obra de culto, salvándola en varias ocasiones hasta lograr la renovación por una cuarta temporada. Aunque las noticias no son tan dulces como se predecían.

Nada conforme con los datos de audiencia, NBC ha decido echar por la puerta de atrás al guionista detrás de la locura y la grandeza de esta serie que se ha atrevido con frenéticas guerras de paint-balls, homenajes a Dragones y Mazmorras, realidades paralelas y episodios musicales. Conocido por su fuerte carácter, Harmon no se ha cortado un pelo y ha escrito una carta abierta a los magnates explicando punto por punto el suceso y presentando su versión a los fans.

Según las palabras del guionista, Sony le ha enseñado la puerta sin más explicación, sin pre-aviso y dejando claro que el ideador solo es dueño del 10% del producto final. A las declaraciones del director de NBC, Bob Greenblatt, -que aseguraba que Harmon estaría envuelto de una manera u otra- responde que debe haber sido una “mala citación“, puesto que no ha hablado con el directivo ni una vez desde su aterrizaje en la cadena controlada por Comcast. “Creo que lo que quería decir es que las galletas están riquísimas“, replica con ironía.

En la carta describe además su nuevo puesto honorífico: “consultor ejecutivo o algo así, estipulada por una clausula de protección estándar para un creador en mi posición. (…) Todavía tenemos derecho a tener un título en las cosas que creamos y poder ‘ayudar’, me imagino que afilando lápices y esas cosas“. De regresar a su oficina, asegura que no tendrá ningún poder y que tendrá el mismo salario que si se pasa el día masturbándose y “jugando a Prototype 2“. En la hilarante, honesta (mala palabra en Hollywood) y admirable carta compara a los ejecutivos con los matones que le pegaban cuando era pequeño, y asegura que, aunque no diga que no se puede hacer una versión divertida de Community sin él, no puede ser su versión si no puede de gritar ‘tiene que ser así o dimito‘ por lo menos 8 veces al día.

Algunos aseguraban hace unos días que su despido vendría como consecuencia la pública bronca que mantuvo hace unas semanas con Chevy Chase (conocido por ganarse enemigos allá por donde pasa), aunque al final eso solo parece un desencadenante más. En realidad, cualquier seguidor votaría por mantener a Harmon mucho antes que al canoso actor. Probablemente dentro de unos días, el resto del reparto se pondrá también en contra de este despido, después de que Joel McHale dijera hace unos días que rezaba porque “todo saliera bien“.

Los veteranos David Guarascio y Moses Port serán los sustitutos de Harmon, dos escritores mucho más blancos y “normales”, responsables de Dame un respiro y Aliens in America cuyos últimos tres pilotos han sido rechazados por las networks. Por muy buenos que fueran, pocos serían capaces de seguir la estela del imaginativo creador original.

Community cerró su tercera temporada el pasado jueves en EEUU, de forma abrupta y emitiendo tres episodios en una sola noche. Después de hacer un homenaje a los videojuegos más retro (con Giancarlo Esposito) y parodiar el género heist, el último capítulo (un drama de juzgados, con realidades paralelas y batallas de aire acondicionados de por medio) consiguió cerrar todos los cabos sueltos de manera magistral, y casi podría haber sido considerado final de serie, dado que cuando se terminó de rodar se veía como poco probable que la serie renovara. Por arte de los acuerdos para la sindicación, Community renovó por una temporada de 13 episodios que probablemente sea la última, puesto que ocupará el hueco maldito del viernes, un verdadero cementerio de elefantes. Y yo me pregunto… ¿Tan difícil hubiera sido dejar a Harmon campar a sus anchas durante solo 13 episodios más?

Por suerte, el creativo ya tiene nuevos proyectos en la guantera. El contenedor de animación adulta Adult Swim acaba de ordenarle el piloto Rick & Morty, alrededor de las desventuras una extraña pareja formada por un genio inventor y su mucho menos brillante nieto.

#sixseasonsandamovie ya no suena tan optimista sin Harmon detrás.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *