11 julio 2011 Programación, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Aída llegaba el martes pasado de regreso a Honduras y armaba un buen lío tras una conversación con Rosa Benito sobre Ortega Cano. Unas palabras que están siendo muy rentables para Telecinco en todos los programas que hablan sobre Supervivientes. Pero, la exconcursante se fue con su segunda portada de Interviú cerrada, como podéis ver aquí.

En ella se considera “una martir con mucha audiencia” y mira desde la portada desafiante con un cachorro de léon, pobre animal, como símbolo de su ferocidad. En su posado en top less, la que se considera una excelente comunicadora explica que “con la comunicación hasta alcanzar orgasmos mediáticos”, y se posiciona como una víctima con el mencionado titular.

Sobre su paso por Gran Hermano explica “entonces era muy ingenua. Ahora ya sé como es la crueldad de la televisión y me defiendo como una fiera, que es la única manera de domar a otras fieras“. Vuelve a insistir que no se siente “odiada por el público” y dice que éste la quiere “cuando no está manipulado”.

Sobre Rosa Benito decía: “es una infeliz que ha tenido que ir la isla para descubrir que hay otra vida” y de Jacobo Ostos asegura que es un “pobre chico que lleva en sus genes la maldad”, mientras que de Kiko Rivera afirma: “Si no tuviera esa madre y ese apellido, no sé que sería de él”.

Por supuesto, tiene una palabras para Belén Esteban, una de las personas con las que ha mantenido enfrentamientos que han llegado a los tribunales. “Belén es la vergüenza del pueblo. Una mujer que no se dedica a otra cosa que a ensalzar sus miserias y a hacer la vida imposible al padre de su hijo. Ya solo faltaba que la hayan puesto como precursora del movimiento del 15-M”. “¡Cómo va a ser precursora de nada una mujer que carece de cualquier tipo de formación intelectual!”, añade.

Vía | La Voz Libre

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *