15 julio 2010 Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

balldeathhbo

El tema de la muerte es recurrente en Alan Ball, desde su opera prima (American Beauty) hasta su fenómeno (True Blood) pasando por su obra maestra (A Dos Metros Bajo Tierra) el guionista ha sabido jugar de distintas maneras con este concepto tan importante acercándolo a la realidad más cruda, el humor más negro e incluso a la fantasía en la que pululan criaturas sobrenaturales. HBO vuelve a confiar en su sello de calidad por tercera vez para entregarle el piloto de The Mystic Arts of Erasing All Signs of Death (El Místico Arte de Borrar todas las Marcas de la Muerte), adaptación de una novela de crimen del 2009 escrita por Charlie Huston.

La historia se centra en un vago veinteañero que se ve envuelto en la extraña profesión de limpiador de escenas del crimen para encontrarse de bruces con un misterioso asesinato, una mujer fatal y toda una serie de hilos inconexos de su pasado (alguien se acuerda de aquella película llamada Tú asesina, que nosotras limpiamos la sangre). Ball lo describe sin dar tanta importancia al crimen, poniendo énfasis en “la historia del personaje central y su viaje de vuelta a conectarse por completo con su vida después de unos hechos algo traumáticos“.

Ball se toma el proyecto como un experimento que, pese a seguir tocando los elementos que tanto le gusta y tan bien narra, grabará con cámaras más pequeñas y portátiles. “La serie es sobre la Los Ángeles contemporánea, pero no la LA glamurosa, es sobre la sucia y barriobajera LA“, comenta Ball, Vamos a alejarnos del estilizado noir para acercarnos a un estilo más contemporáneo, natural y sucio“. El rodaje del primer episodio comienza a finales de agosto en California.

La historia del nacimiento del proyecto es cuanto menos curiosa. Pese a que para muchos fans su segunda serie televisiva esté siendo menor a su anterior obra, y además parezca menos vinculado a ella, fue la escritora de True Blood Charlaine Harris quien le acercara hacia éste, su tercer piloto. La literata entregó al guionista una caja con sus libros favoritos, entre los que estaba la novela de 2004 de Huston Caught Stealing. A Ball le gustó tanto este último que decidió seguir comprando historias del autor, que le acabarían llevando a tener una reunión con él, sólo para enterarse de que su esposa, Virginia Louise Smith, formó parte de su debú como director en la gran pantalla Nothing is Private (Towelhead). En ese momento se hicieron amigos, y cuando Huston le dio la idea de adaptar su última novela a la pequeña pantalla, su compañero de viaje no lo dudó ni un minuto.

El proyecto se une así a la ya larga lista de pilotos anticipados con los que HBO cuenta en diferentes niveles de producción.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 julio 2010
  2. El Perfume de Ben Whishaw borra toda marca de muerte para Alan Ball 25 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *