13 octubre 2015 Crítica, Estrenos, Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

American Horror Story: Hotel, ¿artificios sin historia?

La antología American Horror Story tiene carácter propio y un universo exitoso, pero, ya me sucedió con Coven, en ocasiones el mundo lleno de artificios que crean Ryan Murphy y Brad Falchuk reduce la historia a su mínimo. El espectáculo, la vistosidad, la sorpresa… se agradecen al igual que una trama sólida en la que ubique todo lo anterior.

Leí algunas críticas que se quejaban de lo floja que era “Freak show”, a mí me gustó, la que más después de “Asylum”. Tuvo capítulos brillantes como el décimo y sobre todo, tenía a Jessica Lange. Se la echa en falta ya en los primeros minutos del capítulo y nada de lo que vi en este primer episodio consiguió reemplazar su presencia. Eso que Lady Gaga ya es un personaje en sí misma y Stefani Germanotta posee un control sobre el mismo bestial, nadie le dirá a Murphy que no es ideal para desfilar con estilismos imposibles y mantenerse impasible ante los sucesos que ocurren en su hotel.

Imposible que el hotel no nos recuerde al de “El resplandor” con niños que dan pavor campando a sus anchas por sus pasillos y colándose en sus habitaciones. Se sitúa en Los Ángeles, pero una vez se entra en él da la sensación de que los personajes se encuentran más aislados que en el que cuidaba Jack Nicholson durante el invierno en la película de Stanley Kubrick. La influencia de David Lynch en algunos de sus personajes y en la atmósfera también es notoria.

En cuanto a la historia, tenemos un hotel que cuenta con más secretos que habitaciones, en el que reside gente nada estándar y donde la sangre y la heroína fluyen con más frecuencia que el agua. Por otro lado, tenemos a un policía, cuyo hijo desapareció, y que no parece ser el hombre más centrado del mundo… Un remolino de personajes con sus debilidades y problemas confluyen en el establecimiento hotelero que abrió sus puertas con un enorme éxito reuniendo a 12,17 millones de espectadores (los que vieron las primera emisión, las repeticiones y en streaming hasta el domingo 11 de octubre). Sin embargo, durante el episodio te das cuenta de que te muestran a saltos cosas de aquí y de allá y de que algunas secuencias trascurren sin transiciones lógicas, que parecen un videoclip en el que se han olvidado qué era lo que querían narrar. ¿Artificios sin historia? El comienzo lo sugiere, pero habrá que ver cómo se desarrolla.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *