10 febrero 2012 Programación, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Una semana después de abonar sus 69.100 euros a la Cruz Roja, Aris era expulsado de Gran Hermano 12+1 con el 58 por ciento de los votos de los seguidores del programa. Tras salir del reality se llevaba una bronca de Mercedes Milá, más que una entrevista.

La presentadora le recriminada que había decepcionado a muchas personas y que había cometido muchos errores en muy poco tiempo. Aseguraba que fuera se iba a tener que enfrentar a bastantes cosas, entre ellas a Dinio y Rafa García y muchas acusaciones que no le dejan en buen lugar.

Milá le decía que mentía cuando decía que no había visto Gran Hermano y que no utilizase la palabra maltrato tan a la ligera. Llevaban a una persona que afirmaba que el manotazo que dio Pepe a Torso y que desencadenó la ira de Aris, no se puede considerar maltrato. Sin embargo, nadie llegó más allá cuestionando el uso de animales en la casa y el trabajo del vasco como criador de perros. Miles de animales mueren en España porque no encuentran un adoptante, la adopción es la única alternativa ética.

Antes eran Pepe y Aris quienes se jugaban la expulsión con mucha tensión en el ambiente y Mary Joy era la primera que se libraba. El vasco se iba de la casa y les dejaba 24 horas sin comer debido a la boca de sus deseos. Tras la bronca Mercedes Milá le dejaba imágenes de su paso por la casa y el chico rompía a llorar cuando veía a la perrita Torso. “Mi vida no ha sido justa y sigue sin serlo”, afirmaba.

Se iba Aris y llegaba Marta, de Albacete, que se convertía en un nueva concursante del reality.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *