7 noviembre 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Bárbara se pronuncia sobre su abandono y Fernando se lamenta de ser un bocazas en Gran Hermano 17

El sábado, la noticia del abandono de Bárbara por motivos personales golpeaba “Gran Hermano 17” y ayer la alicantina entraba por teléfono en El debate y era muy clara con el tema de su marcha. La rubia echaba en cara a la organización su manera de actuar en este tema. Mientras que Fernando era expulsado disciplinariamente en directo y aunque rogaba y suplicaba, no conseguía que la decisión cambiara, en plató se definía como un “bocazas”, pero Candelas y Pablo sospechan que nunca quiso entrar en la casa de nuevo.

La alicantina comentaba a Jordi González que habría preferido que la organización no le hubiera comunicado el estado de salud de su padre porque así lo pidió la familia al programa. Además aseguraba que no entiende que no se le hubiera dicho desde un principio, hace tres semanas, cuando la situación era la misma. Explicaba que se encuentra en la UCI y que solo le puede ver diez minutos al día.

El presentador se defendía diciendo que la situación no era la misma hace tres semanas que en la actualidad y dejaba caer que su padre ha ido empeorando con el paso del tiempo. Enfatizaba que él no quería ni podía dar detalles al tratarse de un tema médico. Pero Bárbara reiteraba entre lágrimas que la situación era la misma y que a su padre le hubiera gustado que cumpliera su sueño y permaneciera en Gran Hermano 17. Fue Tonino, su exmarido, el que le dio la noticia y le prometió que si la situación, que estaba estacionaria, se agravaba, se lo comunicaría inmediatamente, pero Bárbara no pudo permanecer en la casa sabiendo que su padre estaba en el hospital y su madre, sola.

En cuanto a Fernando, el súper le llamaba al confesionario y le decía: “Te hemos avisado en repetidas ocasiones que no dijeras nada del exterior. Por eso, la dirección del programa ha decidido expulsarte. Los avisos han sido reiterados”. “Yo he dado consejos y solamente lo que han dicho lo han dicho ellos. No he dicho ninguna información. Lo siento”, se defendía y suplicaba y rogaba para que le dieran una nueva oportunidad. “Quiero pedir perdón a toda la gente que me votó para entrar, creo que no se lo merecen. Soy un bocazas“, explicaba en plató, pero Candelas y Pablo, que optaban también a la repesca, aseguraban que nunca quiso ser repescado.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *