23 diciembre 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Bea gana Gran Hermano 17 con Meritxell y Rodrigo en segunda y tercera posición

Finalmente la ganadora de Gran Hermano 17 es la alicantina, Bea. “Naranjita” sucede a Sofía Suescun y se lleva el maletín con los 300.000 euros, menos impuestos, y un novio, Rodrigo, que se ha alzado como tercer clasificado de la edición. Se esperaba que la victoria estuviera entre Bea y Meritxell y la peluquera ha vencido a la estudiante de enfermería con el 59,8 por ciento de los votos.

De este modo, Bea se convierte en la triunfadora de la edición tras haber sido expulsada. La joven perdió un duelo contra Adara, pero cuando abrió la caja que le había cedido Montse descubrió que esta contenía la posibilidad de regresar a Guadalix. Así lo hizo y aprovechó “su segunda vida” para acabar alzándose con el triunfo en la primera edición del reality show presentada por Jorge Javier Vázquez. Durante la gala, Bea, Meritxell y Rodrigo recibieron la visita de su abuela, su madre y su padre en la casa.

Desde plató Rodrigo vio como ganaba su “amor”, la persona que ha cambiado su vida. También le ha contado al presentador que prefería ser retraído y no meterse en discusiones antes que gritar y durante la entrevista se ha analizado cómo le afectó el divorcio de sus padres. “Bea me protegía, sin ella no hubiera podido ser al cien por cien como soy. Le debo mucho en el concurso y como persona”, ha explicado sobre su novia y ha reconocido que si la hubiera visto por la calle, no le hubiera dirigido la palabra.

“Era muy diferente a lo que había tenido antes. Yo estaba acostumbrada a malotes y esas cosas que no valen para nada…”Tras este ha llegado Meritxell que ha explicado: “Aquí he tenido que hacerlo yo todo sola y poco a poco he tenido que ir aprediéndolo”. “Ella es dueña de su cuerpo, yo tendré mi opinión, pero yo la respeto”, ha comentado su madre sobre la relación de su hija con Alain. “Una persona especial ha sido Alain, pero importantes han sido Candelas y Adara, ha analizado.

David Bisbal ha sido el elegido para recibir a la ganadora de Gran Hermano 17 y ha interpretado “Antes que no”. La vencedora ha contado que las palabras de su madre le hicieron cambiar de actitud -sus gritos constantes- y que en la casa ha aprendido a reconocer sus errores y que no se le caen los anillos por pedir disculpas. Ha apuntado que a pesar de los vídeos que pusieran de sus discusiones con Meritxell, ella se la llevaba como amiga.

Después Meritxell se ha sentado en la grada y ha sido Rodrigo el que ha ocupado una silla junto a su chica para ver su paso por el reality show. Adara ha sido la protagonista de la primera tanda de vídeos y le ha preguntado a Bea qué le ha hecho ella y ha acabado calificando a la ganadora de ridícula. “No tengo nada de lo que hablar con ella”, ha respondido la alicantina y han acabado discutiendo y lanzándose reproches.

Lo mejor ha llegado después recordando en imágenes su historia de amor con Rodri. “Yo he sentido muchas cosas. Era muy diferente a lo que había tenido antes. Yo estaba acostumbrada a malotes y esas cosas que no valen para nada…”, ha reconocido Bea. Finalmente ha explicado lo que va a hacer con el dinero: “Lo primero pagarle la deuda a mi madre y traérmela a vivir aquí. Ocho años ya son muchos. Lo segundo sería ayudar a lo que quería hacer Alain y donar una pequeña parte a los niños con cáncer.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *