16 diciembre 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Bea, Rodri y Meritxell son los finalistas de Gran Hermano 17

Bea, Rodri y Meritxell son los finalistas de Gran Hermano 17 tras la expulsión de Miguel en la gala que se emitió ayer en Telecinco. Los tres estallaron de felicidad cuando Jorge Javier Vázquez les comunicó que eran los finalistas del concurso y que estaban a una semana de ganar el maletín con los 300.000 €. No se olvidó el presentador de felicitar a Bea con motivo de su 20 cumpleaños.

Antes los finalistas tuvieron que enfrentarse cara a cara a varios de sus excompañeros. La primera en hacerlo fue Bea que se encontró con Pol y con Adara. “La diferencia entre tu y yo está en que tú me has puesto a parir a mí y yo no”, le decía la madrileña que le acusó de ser muy buena haciendo teatro. También le echó en cara que era una falsa y le dijo que era una verdulera a lo que la aludida contestó: “Soy verdulera, vendo verduras de todo tipo y también peino”. Mientras Bea aseguró que le daba vergüenza haber perdido los papeles de esa manera tras ver las imágenes de sus encontronazos.

Jorge Javier Vázquez les comunicó que eran los finalistas del concurso y que estaban a una semana de ganar el maletín con los 300.000 €Rodri se encontró con Adara con la que mantuvo una relación que pudo haber pasado a más, pero que sin embargo se quedó en nada. “Adara es con la que más conflictos he tenido en la casa”, reconoció ayer el madrileño en su cara a cara con la azafata. Ella le lanzó que se había conformado con Bea a la que denominó segundo plato y este aseguró que con la alicantina tuvo una amistad que luego se convirtió en algo más y que si no hablaba con ella (Adara) dentro de la casa, era porque le daba igual. Luego fue el turno de Noelia a quien Rodri le dijo: “Te quiero mucho y nunca te haría daño”, pero esta le comentó: “Una de las cosas que no he entendido es que tuvieras una relación con Bea y luego vinieras a mí”. “Cuando yo os vi besaros me callé y en cuanto Beatriz se enteró de que me gustabas se lo contó a todo el mundo”, le explicó la cordobesa.

Meritxell recibió a Alain en un encuentro raro donde se olvidaron ciertas cosas o no se quisieron entender, pero lo que sí reconoció la finalista es de que a veces fue muy pesada con el francés. A la reunión se unió Rebeca que ya le dijo a la catalana que tenía las mismas ganas de verla que ella. La madrileña le hizo saber a Meri que es una ególatra y que solo sabe hablar de su belleza y sus actitudes. Además le contó que cuando salgan de Guadalix, Bea no será su amiga. Mientras la aludida se defendió llamando “mala persona” a la rubia. Alain intentó calmarlas cuando comenzaron a gritarse sin mucho éxito.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *