2 octubre 2015 Programación, Reality show, Telecinco

Belén Esteban en pijama; Suso abucheado y Muti expulsado en Gran Hermano 16

Belén Esteban era uno de los alicientes de la gala de ayer de “Gran Hermano 16”, la princesa del pueblo participaba en la prueba de inmunidad ataviada con su popular pijama de print de leopardo y con un tupper de sus famosas “cocretas”, pero antes se conocía al segundo expulsado de la edición: Muti y el público de plató abucheaba a Suso cuando Mercedes Milá decía que no estaba nominado y este se lo tomaba muy mal.

Comenzando por la de San Blas, ya al principio de la gala nos mostraron su presencia en el confesionario en el que explicó que al estar allí solo se acordaba de los buenos momentos de su paso por Gran Hermano VIP 3, que ganaba. Confesaba que el favorito de su hija es Han y el suyo Aritz. Tras la expulsión entraba en la casa, hablaba con los concursantes, escondía su tupper con croquetas y el afortunado en encontrarlo era Quique, que debía elegir entre quedarse él con la inmunidad o cedérsela a un compañero y optaba por la primera alternativa.

Muti, Raquel, Ivy y Sofía se jugaban abandonar el programa. En la sala de expulsiones, Mercedes Milá fue descartando nombres. La primera en salvarse fue Sofía, seguida de Ivy -se confirmó que ella y Carlos son pareja y este perdió 100.000 euros de su premio por no disimular adecuadamente su secreto, además se supo que Amanda había sido atleta profesional hasta que se lesionó. La expulsión quedaba entre Raquel y Muti y era el andaluz quien se convertía en el segundo expulsado tras Maite.

Explicaba que solo le acogieron tras su llegaba Suso, Maite y Sofía y aseguraba que Quique le parece el más falso de la casa. Pedía disculpas a Maite por su forma de hablar, la presentadora le reprochaba su forma de hablar de las mujeres y además, le transmitía un mensaje de Álvaro de Gran Hermano 14 en el que le pedía que no usara la palabra “maricón” como sinónimo de cobarde, y aseguraba que Vera se ponía celoso cada vez que se acercaba a Niedziela.

Suso se quedaba destrozado por la marcha de su amigo y reaccionaba “haciendo una peineta” a los abucheos que recibía desde plató cuando Milá le comunicaba que no estaba nominado. “Quien quiera abuchearme que se esperen a que salga pero que dejen a mi madre tranquila. No puedo estar recibiendo abucheos porque me voy a volver loco aquí dentro”, aseguraba.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *