11 septiembre 2011 Internacionales, Premios, Profesionales, Reality show, Series

Como anticipo a la gala del próximo domingo día 18, ayer se entregaron en Los Ángeles los Creative Arts Emmy, premios técnicos que también incluyen categorías tan interesantes -y llenas de estrellas- como las de mejores actores invitados, tanto en drama como en comedia. El gran vencedor de la noche fue Boardwalk Empire, que no encontró rival al levantarse con siete estatuillas. La serie echa el aliento a la El Ala Oeste de la Casa Blanca, que, con nueve, posee el récord de Emmys para un drama en una sola edición.

De manera poco sorprendente, los premios actorales en comedia fueron para la vitalidad de la oscarizada Gwyneth Paltrow en Glee y el carisma de Justin Timberlake en Saturday Night Live. Más inesperados fueron los premios en drama, concedidos a dos actores veteranos pero bastantes desconocidos. Loretta Devine logró dar a Anatomía de Grey un Emmy más que nunca pensáramos se llevaría, eliminando a competición tan capaz como Julia Stiles por Dexter y Joan Cusack de Shameless. Paul McCrane, que tuvo un potente recurrente en Harry’s Law con muchos monólogos judiciales de los que gustan a los Emmy, logró lo más difícil todavía, superar a un actor tan querido como Michael J. Fox, que en The Good Wife también se enfrentaba a un juez y un jurado.

El guionista David E. Kelley es un experto en estos trámites. Al menos nadie ganó solo por nombre.

El protagonista de Regreso al Futuro podría haberse levantado con su sexto galardón televisivo, fortificando su carrera de nuevo. No obstante, el que ya puede decir que tiene cuatro sorprendentes Emmys es Justin Timberlake. El cantante, que parece querer igualar su colección de Grammys, estaba nominado por dos de sus canciones originales en SNL. Finalmente, su cantarín monólogo le consiguió su cuarto hombrecillo, que compartirá estantería con la pareja de invitado y el de la hilarante canción D*ck in a Box. Seth Meyers, guionista jefe del programa y una personalidad bastante reconocible en EEUU gracias a que también presenta el segmento de noticias (Weekend Update), se llevó su primer Emmy gracias también a la canción. El programa de sketches, además, se llevó otro reconocimiento, gracias a su maquillaje.

En otro orden de cosas, ayer volvimos a confirmar que a los Emmy no les gusta la televisión de género, como demostró con dos de las decepciones de la noche: The Walking Dead y Juego de Tronos. Ante la arrasadora Boardwalk Empire, no pudieron ni levantarse para recoger el de efectos especiales. La primera se conformó con el maquillaje de prostéticos y la segunda con el galardón para sus alucinantes títulos de créditos, que recorren de manera inmejorable el mapa de poniente, cambiando en cada episodio para ponérselo más fácil al espectador.

El gran drama histórico de HBO logró imponerse en las categorías de Dirección Artística, Cásting, Fotografía, Maquillaje, Edición de sonido y, sorprendentemente, Efectos Visuales. La que será su gran rival de la noche cumbre, Mad Men, solo consiguió arrebatarlo uno, el de peluquería. Este dato, sin embargo, no significa nada. Aunque los valores de producción de Boardwalk sea excelsa, la serie de AMC, que habitualmente tiene una noche tibia con los técnicos, todavía puede hacerse con los premios importantes.

Boardwalk Empire, al menos, se alzará con la distinción para el director de su piloto, Martin Scorsese, aunque solo sea por nombre. En ese momento se quedará a uno del mencionado récord de la ficción de Aaron Sorkin. Las otras categorías que ocupa son Mejor Drama, Mejor Actor Principal (Steve Buscemi) y Mejor Actriz Secundaria (Kelly Mcdonald). Todas disputadas con Mad Men, que se llevó incluso menos que Los Borgia (2) y Downton Abby (otros dos).

De la misma manera, Modern Family, gran favorita del domingo, no pudo rascar ni un solo premio, dejándoselos a comedias como Hot in Cleveland, Cómo Conocí a Vuestra Madre y Glee (Cásting). Injustamente, Community no tenía ninguna nominación, pero un jurado especial supo reconocer su calidad, concediéndole un premio especial de animación a su especial de Navidad en stop-motion. En las categorías animadas, Futurama fue la gran vencedora, ganando por Mejor serie y Mejor doblaje para uno de sus actores recurrentes. Todas pueden decir ya que no se morirán sin poseer un Emmy.

Respecto a las mini-series o tv-movies, los premios se los repartieron la mejor mini del año y una de las peores. Cuatro Emmys técnicos para Mildred Pierce y otros cuatro para The Kennedys, aunque la segunda no espera llevarse ninguno en la próxima ceremonia. El mismo número se llevó el que aparentemente parece el reality favorito de los académicos, Pesca Mortal (Deadliest Catch) de Discovery Channel. Un concurso más generalista como So You Think You Can Dance se batió en duelo por tres premios, y American Idol con dos. Jeff Probst, de Supervivientes, se hizo con el de mejor presentador por cuarto año consecutivo.

Si queréis echar un vistazo a la lista completa de vencedores, llena de categorías, la tenéis aquí.

Página Oficial | Emmys.com

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 septiembre 2011
  2. Michael J. Fox y Carrie Preston vuelven a The Good Wife 17 septiembre 2011
  3. Ganadores de los premios Emmy 2011, Modern Family, Mad Men y Downton Abbey se hacen con el oro 19 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *