16 marzo 2016 Estrenos, Profesionales, Series, TVE 1

El caso, una serie que merece ser vista

El Caso. Crónica de sucesos se estrenaba en una mala noche. La 1 sabía que Antena 3 emitiría un partido de Champions League que enfrentó a Atlético de Madrid y PSV Eindhoven, pero no contaba con que este llegaría la tanda de penaltis. Esto deslució la audiencia del primer capítulo de una serie que merece ser vista.

Esto queda patente en su primera secuencia en la que se aprecian ya algunos valores de esta ficción creada por Fernando Guillén Cuervo, que también es su protagonista masculino y que como es lógico ha dibujado un personaje que le gusta y que le va como anillo al dedo. La época que refleja es interesante, se sitúa en 1966; al igual que el medio de comunicación que protagoniza la historia y cuenta con un elenco bien elegido y equilibrado.

Se agradece enormemente que apueste por buenos actores en su reparto y que no caiga en la trampa fácil de tirar de rostros bellos y de cuerpos esculpidos en el gimnasio, pero deficientes en lo que a actuar se refiere. Puede ser que en esto influya positivamente que se emite en La 1 y no en una cadena privada. Lo cierto es que la redacción de “El caso” es heterogénea y el físico de ninguno de ellos distrae a la hora de seguir la acción.

Se agradece enormemente que apueste por buenos actores en su reparto y que no caiga en la trampa fácil de tirar de rostros bellos y de cuerpos esculpidos en el gimnasioFernando Guillén Cuervo interpreta a un expolicía reconvertido en periodista de sucesos, pasado de vueltas (hasta un límite), que ve como de pronto tiene que trabajar con una “señora bien”, porque ella está casada, que en nada se parece a él. Aquí tenemos a Verónica Sánchez, una actriz cuyo físico le permite mimetizarse con personajes tan distinos como Clara López-Dóriga, una mujer universitaria y cosmopolita o Amparo, una mujer maltratada por la vida y los hombres, hecha a sí misma, carente de cultura y de escrúpulos a la que dio vida de forma sobresaliente en “Sin identidad”.

Como comentábamos anteriormente el resto del elenco está a la altura de los dos protagonistas porque ha sido bien seleccionado con actores adecuados para los papeles que interpretan. Destaca una vez más el trabajo de Fernando Cayo, el director del semanario, Rodrigo Sánchez; también el de Antonio Garrido dando vida a un policía, más que lejos del concepto de justica, o María Casal como Tía Laura, una actriz, moderna y confidente de su sobrina Clara.

El Caso refleja la España de la época a través de sus crímenes; repasa temas como la censura, la falta de igualdad de género, la homosexualidad, los abusos policiales… Al fin y al cabo asuntos universales de los que aún queda mucho por avanzar cincuenta años después. En su ambientación se nota la relación de Fernando Guillén Cuervo con “universo Garci”, la manera de investigar de Clara y su look nos recuerda a nuestra querida Laura Lebrel… Y seguramente cada espectador habrá encontrado más “inspiraciones”.

Televisión Española ofrece a sus espectadores una ficción de calidad para su prime time -que se une a “El Ministerio del Tiempo”, los lunes- y cumple así con uno de sus fines como televisión pública: ofrecer productos de buena factura a sus espectadores. Queda dicho es una serie que merece ser vista.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *