11 marzo 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Charlotte Caniggia, octava expulsada, y Dani Santos y Laura Campos entran a Gran Hermano VIP 4

Todo parecía indicar que Charlotte Caniggia iba a ser la octava expulsada de Gran Hermano VIP 4 y así fue. Enseguida Jordi González descartaba a Laura y a Rappel y la argentina se quedaba con Carlos Lozano en la sala de expulsiones. Esta decía tener miedo y el presentador la tranquilizaba. Finalmente se cumplían los pronósticos y se marchaba del concurso.

La joven se reencontraba en plató con su amiga Belén Roca, que pedía perdón por el tema del cepillo de dientes, pero no se cortaba al decir que las galas de los jueves parecen montadas para beneficiar a Carlos Lozano. La gallega veía imágenes junto a Charlotte de lo que había dicho de ellas Carlos y a ninguna de las dos le hacía mucha gracia su manera de dirigirse a ellas, de insinuar que estaban engordando o de dar a entender que eran unas golfas.

Charlotte también confesaba que se había sentido acosada por los comentarios sobre sus operaciones y sobre su físico en especial por Fran Nicolás. Tras ver las imágenes de su paso por el reality show, la argentina se despedía en general deseando suerte a sus compañeros y diciéndoles que todo estaba bien fuera, pero personalizaba el mensaje para una persona: Rappel, del que decía que le había dado buenos consejos y que era la persona a la que dará su apoyo de cara a la victoria final.

En cuanto a los aspirantes a entrar en la casa, los tres llegaron a Guadalix y se encontraron una fría reacción de sus posibles compañeros. El primero en ser confirmado como concursante de Gran Hermano VIP 4 era Dani Santos. Tras esto, Laura Campos y Samira Salomé se disputaban la segunda plaza en una reñida votación que ganaba la vencedora de Gran Hermano 12 con un 50,5 por ciento de los votos.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *