24 febrero 2010 Profesionales, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Nicky

La vuelta de Cristal de Gran Hermano 6 para sustituir a Bea, la legionaria ha sido la más breve de la historia del reality, ya que antes de deshacer sus maletas estaba en la sala de expulsiones y abandonaba la casa. Esta semana la mecánica cambiaba, las tres parejas salvadas tenían que ponerse de acuerdo y Piero y Melania no daban su brazo a torcer y se negaban a que Amor y Andalla se marcharan.

Así que Ainhoa y Nico y Pepe y Raquel han tenido que elegir entre las otras dos y han sacrificado a Nicky y a la recién llegada Cristal para salvar a Ana Toro y a Chiqui. Según comentaban en plató, Pepe ha hecho esto para quitarse a un rival fuerte de encima y en cuento a Nico, su tonteo con Ana Toro es más que evidente. Aunque ella está colada por él y éste no siente nada por ella, excepto como amiga y la considera “muy especial”. El italiano llega a sentirse incómodo ante la petición de una hora sin cámaras. Al final, Ana Toro acababa llorando sin consuelo.

En la gala, Bea, la legionaria se volvía a poner de los nervios tras ver como echaban a su compañero que se iba muy tranquilo. Mientras ella clamaba que era un injusticia y que en este concurso se premiaba a los malos y mentirosos. La recién llegada Cristal se lo ha tomado con deportividad. Dos que no se soportan son Pepe y Amor, sin embargo, al ganador de Gran Hermano 7 le gusta Ainhoa y la cosa parece que va a aumentar en los días venideros.

Al llegar a plató, Nicky y Bea se funden en un largo beso en los labios y en un cálido abrazo, mientras él susurra que juntos hubieran llegado a la final. Juntos ven unos bonitos vídeos que narran su cómica relación dentro de El reencuentro, ésa que había conquistado a los espectadores.

Fuente | Gran Hermano: El reencuentro

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *