31 enero 2010 Actualidad, Cuatro, Estrenos, Nueva temporada, Reality show, TV y sociedad

los-kamoro.jpg

Esta noche Cuatro estrena a las 22:00h la segunda entrega de Perdidos en la tribu, uno de los programas más llamativos e innovadores de la temporada pasada y que mejores resultados de audiencia aportó a la cadena (13,5%). Al igual que el año pasado, será Nuria Roca la conductora del formato, que vuelve a contar con tres familias como concursantes que deberán adaptarse al ritmo de vida y costumbres de tres nuevas tribus, pero con la novedad de que en esta ocasión las tres familias se conocerán antes de iniciar su viaje, que durará en esta ocasión 30 días, y siendo así conscientes de que no son los únicos en enfrentarse a esta experiencia.

La familia Rovira-Mezcua, valenciana y con 5 miembros en ella, viajará al sur de Etiopía para integrarse con la tribu de los Hammer, un clan muy tradicional que cuenta entre sus rituales con una ceremonia del paso de la juventud a la madurez un tanto sangrienta; mientras el niño salta desnudo por una larga fila de vacas, los miembros femeninos de su familia reciben latigazos como símbolo de orgullo y devoción. Cuantas más cicatrices tenga una mujer hamer como consecuencia de este rito, más respetada será. Allí irán a parar esta familia valenciana que tiene problemas de comunicación con el más rebelde de los 3 hijos, David, por lo que esperan que esta experiencia les una y refuerce como familia.

La familia Segura-Romero cruzará medio planeta para conocer los secretos de la tribu indonesa de los Kamoro, situada al sur de Irian Jaya, provincia de la isla de Papúa. Se trata de una tribu cazadora que depende de las mareas para desplazarse, si la marea es muy alta, no pueden regresar a su poblado. Cazan sobre todo cocodrilos, tiburones o cerdos salvajes y realizan muchos rituales en los que honran a sus ancestros con un respeto que sorprenderá a los Segura-Romero, una familia malagueña de 4 miembros con problemas de convivencia.

Por su parte la familia valenciana Moreno-Noguerea es un caso bastante especial, ya que a pesar de afirmar que Miguel Ángel y Piedad han encontrado juntos la felicidad cada uno continúa viviendo en su casa y los hijos de ella, Raquel y Marcos, están convencidos de que ganarán el premio sin problemas. Sin embargo cambiarán de opinión cuando conozcan a los Nakulamené, tribu situada en el archipiélago de las islas Vanuatu en el Pacífico llena de tabúes, secretos y prohibiciones cuyo incumplimiento ofende gravemente a toda la población. De hecho serán las dos mujeres quienes peor acepten estas costumbres, ya que según sus leyes, la mujer es inferior a los cerdos, y los hombres participan diariamente en la ceremonia secreta del kava a la que no pueden acudir las mujeres.

Página oficial | Cuatro

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *