9 mayo 2011 Programación, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Aída Nízar

El debate de Supervivientes no ha ocupado, al menos en su primera semana de la edición 2011, el late night del domingo, hueco destinado a los debates de los distintos realities de Telecinco. El programa presentado por Christian Gálvez, que ya condujo el debate de El reencuentro: diez años después, se emitirá a las 23.45 después del estreno de la nueva serie de Telecinco, Piratas.

De esta manera, Telecinco elimina de su parrilla CSI tanto las emisiones de estreno en el prime time como las reposiciones que tan buenos resultados siguen dando en el late night. Tras la intensa promoción de la cadena existe mucha curiosidad en ver que nos depara piratas. Las primeras críticas hablan bien de la serie, pero no tanto de Pilar Rubio que, sin embargo, ha sido la encargada de hacer promoción de la ficción de Telecinco en espacios como ¡Qué tiempo tan feliz! y La Noria.

Mientras en Supervivientes, Aída Nízar se encuentra desplazada en la isla, entre sus compañeros famosos, y sus familiares su madre en Sálvame Deluxe y su hermano en La Noria se dejan la vida para defenderle. Dudamos de que sus argumentos calen en la audiencia que, sí no se produce una sorpresa, echará a la vallisoletana y dejará en el concurso al atleta Reyes Estévez.

En el reality, comienzan a surgir las primeras fricciones, tras haberse llevado todos muy bien durante las primeras horas, excepto la exconcursante de Gran Hermano. La comida escasea y eso hace aflorar lo peor de casi todas. Mientras Aída explica que todo le bailan el son a Kiko Rivera Pantoja, el hijo de Isabel Pantoja, porque piensan que es uno de los más queridos.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *