2 julio 2013 Crítica, Internacionales, Nueva temporada, Programación, Series

Dexter comienza su cuenta atrás con el respaldo de la audiencia

Dexter comenzaba el domingo su octava y última entrega con el apoyo de sus fieles seguidores durante este largo e intenso recorrido. La ficción marcaba las mejores cifras de comienzo de temporada de toda su historia. En su primer pase conseguía una audiencia de 2,5 millones de espectadores -en el debut de la séptima se quedaba con 2,4 millones- y en el total de la noche obtenía 3,2 millones de espectadores -fueron 3,04 en el inicio de la pasada entrega. Como anteriormente, la velada fue redonda para la cadena de cable con Ray Donovan -que se convertía en la ficción más vista de su historia en la noche de su estreno.

¡SPOILERS! En cuanto al primer capítulo de la temporada de Dexter, sí se pudo ver al comienzo, lo bien que le había sentado al forense la muerte de Laguerta. Con ella parecía que se habían esfumado sus problemas y vivía una idílica vida de padre y hombre soltero. Incluso, le pudimos ver charlar con sus compañeros de manera normal. Durante unos minutos, Dexter no se asemejaba al psicópata que hemos conocido a lo largo de las últimas siete temporadas.

Pero a Debra no le ha sentado nada bien matar a su jefa para proteger a su hermano y su vida está descontrolada. Ha dejado la policía y trabaja como investigadora privada, mientras se destruye drogándose. No le perdona a Dexter el engaño a la que le ha sometido y que él le haya destrozado su vida.

Mientra Batista ha vuelto a trabajar como policía tras la “desaparición” de Laguerta y su hermana Jamie, también niñera de Harrison, mantiene un affaire con el siempre ocupado sexualmente hablando, detective Quinn. Sin embargo, nada supimos de Hannah solo vimos como la orquídea que regaló a Dexter al final de la séptima temporada murió.

Sin duda lo mejor del episodio es la irrupción de la doctora Vogel, a la que da vida Charlotte Rampling, con un marcado acento británico, acorrala a Dexter y es al final del capítulo cuando enseña sus cartas a este. En este momento, ya nos hemos dado cuenta de que la humanidad exacerbada del forense no ha borrado sus rasgos psicopáticos y que este periodo de sequía haya hecho que su ira esté fuera de control.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

Vía | E! Online

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *