18 diciembre 2012 Crítica, Internacionales, Profesionales, Programación, Series

Dexter finalizaba su séptima temporada al filo de la navaja como la había comenzado tras el inquietante descubrimiento de Deb al final de la sexta en la iglesia. Lo cierto es que se ha tenido que enfrentar a numerosos frentes, no solo ha tenido que tratar con Deb y sus remordimientos, también con la mafia ucraniana, asesinos y fisgones varios, con su pasión y amor hacia Hannah y por último, con el empeño de María LaGuerta en limpiar el nombre del incomprendido Sargento Doakes, una de las pocas personas que siempre vio que nuestro querido asesino en serie se cubría de una fachada de amabilidad falsa.

Ya sabíamos que quien indaga demasiado alrededor de Dexter no acaba bien, pero lo que ha quedado claro en la séptima temporada es que el sentimiento de unión entre Dexter y Deb es tan fuerte que ambos han dejado muchas cosas de lado para preservar al otro. Será el final de esta entrega un nuevo comienzo o el comienzo del final. Todo parecía hace indicar que la octava sería la última temporada de una serie que está más en forma que nunca.

¡SPOILERS! La salud de la serie ha mejorado con la implicación de Deb en el secreto de Dexter. El hecho de que la chica supiera lo que esconde su hermano, ha dado algo más a la serie, al igual que lo ha hecho Hannah, con su aparición Dexter ha encontrado a su media naranja la mujer que entiene que a veces la única solución es quitar del medio para siempre a la gente sin que la justicia medie. Pero claro, la historia de amor es complicada cuando tu novia va envenenando a todo lo que se le pone por el medio, incluida la hermana de Dexter, y claro está, si tu novio te manda a la cárcel, ¿volverías a confíar en él?

Lo que era cristalino es que María LaGuerta se había buscado su final coincidiendo con el de la temporada y es que su empeño en demostrar la inocencia de Doakes, le había hecho entrar en un terreno peligroso y conociendo a la Capitán, sabíamos que no iba a abandonar por iniciativa propia. Dexter era el elegido para acabar con ella, pero el destino hace que Deb se involucre aún más segando la vida de su superior.

Ahora ambos están en un mismo barco con un aliciente más, Hannah ha escapado y campa a sus anchas. Todo indica que disfrutaremos de este personaje al que ha dado vida Yvonne Strahovski. Por cierto, los flashbacks con el sargento Doakes como protagonistas nos hicieron agradecer a Dexter que se lo cargara. Era insufrible.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *