21 marzo 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Día del Padre, la novia de Carlos Lozano y porcentajes ciegos en Gran Hermano VIP 4: el debate

Gran Hermano VIP 4: el debate contaba ayer con una duración menor de la habitual, pero lo cierto es que daba tiempo para tratar todos los temas que Sandra Barneda tenía sobre la mesa. Raquel Bollo comparecía en plató tras haber sido expulsada el pasado jueves que seguía su cruzada contra Carlos Lozano. Este era uno de los protagonistas de la noche porque recibía un esperado mensaje de su hija, Luna, y porque su novia, Miriam Saavedra comentaba su relación con el presentador y también hablaba de Mónica Hoyos.

El presentador se emocionaba al escuchar a su hija, pero entendía que tras sus palabras había un mensaje de reproche de su expareja, Mónica Hoyos, que le pedía que no hiciera nada de lo que se arrepintiese. Este explicaba que se había contenido al ver a su novia por su hija y le pedía a su ex que la ayudase porque ella en España no conoce a nadie. Miriam Saavedra comentaba en plató que Mónica no había contactado con ella y que entendía que no tenía ninguna obligación de hacerlo. Aseguraba que está enamorada de Lozano y negaba tener una relación con un presentador peruano llamado Antonio Pavón como explicaba Kiko Hernández.

También recibían mensajes de sus hijos Rappel y Alejandro Nieto, que en otras imágenes expresaba su deseo de marcharse del reality, mientras que Laura Campos, Fran Nicolás, Dani Santos y Laura Matamoros mandaban sendos mensajes a sus padres. Destacaba el de la última a Kiko Matamoros: unas duras palabras llenas de dolor y reproches.

La casa está polarizada en dos grupos y el resultado de las nominaciones dejaba perplejos a Alejandro, Carlos y Fran que descubrían tarde el plan de Dani Santos que se las había ingeniado para sumar puntos, hacer cálculos y tener en cuenta el poder de la salvación para salir él nominado, posteriormente utilizar este privilegio y dejar a los tres como nominados definitivos de la semana.

En cuanto a los porcentajes ciegos, el azul y el rosa se muestran muy igualados y destacados con un 44 por ciento y un 43,4 por ciento de los votos, respectivamente, y el amarillo parece estar prácticamente salvado con un 12,6 por ciento.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *