14 septiembre 2016 Docu Reality, Estrenos, Programación, TDT

DKiss estrena Vidas gigantes y Mi vida con 300 kilos mañana

DKiss estrena mañana, jueves 15 de septiembre a las 21:30 horas “Vidas gigantes” y a partir de las 23:30 horas, “Mi vida con 300 kilos”. El primero muestra las dificultades de cuatro mujeres de casi dos metros de altura para desenvolverse en un mundo diseñado para personas de tamaño estándar y en la segunda se narran las experiencias de personas con obesidad mórbida, obligadas a solicitar ayuda médica para sobrevivir.

Agacharse para meter los platos en el lavavajillas, conducir un utilitario camino del trabajo o encontrar unos zapatos monos de su número son sólo algunas de las pequeñas odiseas a las que deben enfrentarse cada día las cuatro protagonistas de “Vidas gigantes”, un serie de seis capítulos. Estas chicas de casi dos metros están atrapadas en un mundo que no está hecho a su medida y además tienen que soportar las miradas curiosas, descaradas y a veces inquisitivas de una sociedad que no se lo pone fácil a los que se salen del patrón.

Lindsay, Haleigh, Colleen y Nancy son cuatro mujeres extraordinarias que, debido a su inusual altura, son incapaces de pasar inadvertidas. Haleigh es una jugadora profesional de voleibol de 23 años que está a punto de casarse; Collen, de 36 años, acaba de trasladarse a vivir a San Diego y trata de encontrar el amor mediante citas on-line; la actriz y exluchadora Lindsay contrata los servicios de un investigador privado para localizar a su padre, que la abandonó hace 16 años; y la joven jugadora de baloncesto Nancy, a punto de graduarse en el instituto, trata de encontrar un vestido para el baile.

Mi vida con 300 kilos está protagonizado por personas que no encajan en los patrones, pero no por exceso de altura, sino de kilos. La pérdida de peso no tiene como objetivo mejorar el aspecto del protagonista, sino salvarle la vida. Como el caso de Olivia, que lleva dos años sin salir del sótano de la casa de su hermana; el de Penny, cuyo sobrepeso le impide levantarse de la cama y cuidar a su pequeño hijo; el de Chuck, que, inmovilizado por sus 317 kilos, ha tenido que dejar en manos de su esposa sus responsabilidades como padre o el de Christina, una mujer casada de 22 años de edad de Mississippi, que no ha salido de su casa en dos años debido a su tamaño. Todos se someterán a cirugías para recibir un bypass gástrico que les permita controlar su peso y salvar sus vidas.

Fuente | Foto | DKiss

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *