30 abril 2012 Reality show, Telecinco

Desde esta semana Telecinco rellenará su parrilla con tres secciones semanales de Gran Hermano: dos galas, una en lunes y otra en jueves, más el debate que ocupará el late night del miércoles. Todo esto sin sumar las horas en directo ni los resúmenes de la Siete. El reality se acerca a su fase final, sólo quedan siete concursantes, a quienes conoceremos muchísimo más tras este mayor seguimiento.

Las audiencias están más pegadas que nunca. La 1 sigue bajando considerablemente sus datos y Telecinco quiere explotar lo que mejor sabe hacer. Las galas de Gran Hermano tienen un share asegurado, salvo en los inicios de El número uno, siempre ha sido líder de la noche. Ahora tienen un reto complicado, no desgastar un formato que parece no tener fin.

El reality está en sus últimas semanas. En este espacio de tiempo casi nunca sucede nada importante que recordaremos en el futuro debido a que los concursantes más polémicos ya se encuentran fuera de la casa. La audiencia ha ido expulsando a aquellos participantes que más minutos daban a las galas, debates y resúmenes. Lógicamente el nombre que se os vendrá a la cabeza en esta edición es Noemí.

Este movimiento de parrilla ya lo hizo Telecinco el 9 y el 12 de abril con unos buenos datos. Esa semana no hubo Debate. Me atrevo a aventurar que el gran perjudicado de esta nueva fórmula será el Debate de Jordi González debido a que los espectadores del reality no estarán sedientos de nuevos vídeos.

Vía| Vertele

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *