22 julio 2011 Crítica, Digital+, Series, TV y sociedad

En la Comic-Con de este año, los entusiastas de la saga Canción de hielo y fuego tuvieron la oportunidad de preguntar lo que quisieran a los protagonistas, productores y a George R.R. Martin, que moderaba el evento, sobre la primera temporada de Juego de Tronos. Fueron unos 6.000 los asistentes en San Diego, quienes con algunas de sus cuestiones, lograron unas respuestas bastante jugosas.

Quien aun no haya visto la primera temporada de Juego de Tronos, yo le recomendaría encarecidamente que lo hiciese y que además no siguiese leyendo este post, porque os echaré a perder (spoilers) los entresijos de esta serie, nominada como mejor drama para los Emmy.

Muchas de las preguntas fueron a parar al autor de esta obra. Le mencionaron si haría un “lost” como el mismo dijo en una entrevista, su respuesta fue:

“En cuanto a hacer a la gente feliz… siempre me han gustado los finales agridulces. Lo he dicho antes en otras entrevistas, eso es lo que hay que esperar. Me encanta El Señor de los Anillos y me encanta lo que ocurre en La Comarca; el hecho de que no sea un final tipo Hobbits bailando alegremente en el bosque celebrando la muerte del malo. Hay un coste de la guerra, y hay un coste humano y tragedia mezcladas con el triunfo. Creo que Tolkien lo hizo brillantemente. Espero poder hacer algo de ese nivel.”

Peter Dinklage (Tyrion Lannister) si apostó por un final feliz, el cuál sería musical en el que todos los actores se marcarían un número de danza. Otro de los más aplaudidos fue Kit Harington (Jon Snow) quién respondió: “Quiero que Jon Snow se siente en el trono, por supuesto. Esa es la magia de esta serie, ¿quién sabe quién va a vivir o morir?”

Otro actor que acudió a la cita fue Jason Momoa (Khal Drogo). El hawaiano que será el nuevo Conan en la adaptación cinematográfica del famoso guerrero nacido de los cómic de Robert E. Howard, afirmó que “Khal Drogo le patearía el culo a Conan”. Además dejó una perla humorística, al igual que sus compañeros: “Quién sabe, quizás Drogo tiene un hermano gemelo en alguna parte”.

La última escena de la primera temporada la lleva a cabo Emilia Clarke (Daenerys Targaryen), quién confesó que es la escena que más le gustó grabar. Admitió que interpretar a Khaleesi había sido todo un reto teniendo en cuenta que acababa de salir de la academia de interpretación: “nada me podría haber preparado para el papel de la feroz princesa. No había dragones en esa academia”.

En cuanto a la segunda temporada de la serie corresponderá al segundo libro completo (Choque de Reyes) de la saga, cosa que no sucederá si hay tercera pues ya se ha anunciado que seguramente se dividirá en dos temporadas debido a la extensión de Tormenta de Espadas. Teniendo en cuenta que a George R.R. Martin aun le faltan dos libros por perfilar, de los siete que tiene Canción de hielo y fuego, sería un espacio mayor de tiempo que le daría para poder prepararlos con la atención que se merecen.

David Benioff, director y productor ejecutivo de la serie habló sobre los problemas que existirían de cara a la tercera temporada: “Los problemas de mayor importancia son el guión, por lo que la tercera temporada de Game of Thrones no será tan fiel como hasta ahora ha sido la primera, muy bien aclamada por los fans”.

Vía| Todoseries

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *