21 septiembre 2012 Crítica, Estrenos, Profesionales, Programación, Series

Go on era uno de los estrenos de la temporada que más promocionados. En este caso, NBC apostó por el regreso de Matthew Perry a la televisión y a la comedia y lanzó su serie el ocho de agosto, apoyándose en las buenas audiencias que esperaba conseguir la cadena por la cobertura de los Juegos Olímpicos de Londres. La audiencia no defraudó y su piloto fue visto por 16,10 millones de espectadores.

Sin embargo, el martes, 11 de septiembre era el día elegido para comenzar sus emisiones regulares y semanales, después de La Voz. En los tres capítulos que lleva la serie, las cifras de audiencia han sido bastante buenas, pero, por el momento, va a la baja con 9,73 y 9,28 millones respectivamente para su segundo y tercer episodio.

La serie es un sitcom, por lo que se espera que sea divertida y lo es ratos, a pesar de que Ryan King (Matthew Perry) tiene que superar la muerte de su esposa y acudir a una terapia donde se encuentran personas que han pasado situaciones traumáticas. Es difícil, pero el dolor se puede convertir en humor, particularmente negándolo, algo que consigue la ficción.

El cásting está bien elegido y Matthew Perry consigue momentos brillantes como la secuencia en la que a modo de evento deportivo, él es periodista deportivo, hace una competición para ver a cuál de sus compañeros es al que le han pasado peores cosas. Divertida y con un punto melancólico muy presente, pero que no la ahoga.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

En Telelocura | Estrenos 2012-2013

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *