14 octubre 2015 Estrenos, Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

Fargo regresa con el mismo espíritu y menos genialidad

Fargo se convertía para muchos en la mejor serie del pasado año con una recreación espectacular del ambiente y lo que es más difícil aún con el espíritu Coen muy presente. A eso se le añadía que la elección del reparto estaba a la altura del proyecto e incluso se podría decir sin miedo a pecar de atrevidos que las interpretaciones de Martin Freeman, Billy Bob Thornton y Allison Tolman lo superaron.

Tras llegar a un nivel tan alto, las cosas se ponen difíciles ante la perspectiva de una segunda temporada. Sobre el papel, situarse en 1979 y conocer a un joven Lou Solverson y a su hija Molly siendo una niña, no pintaba mal, si bien la elección del reparto ya anunciaba que tal vez no se llegaría a la brillantez de su debut, en el que se mencionaba en varias ocasiones el caso que tanto perturbó al entonces joven oficial de Policía.

Después de ver el primer capítulo puedo decir que la ambientación es estupenda y que recoge el espíritu de los Coen nuevamente. Además el sello de la antología, personas normales que se ven metidas en un lío de proporciones colosales, tardó en ser presentado, aunque cuando lo hicieron, se mostró nítidamente. Sin embargo, no llegué a percibir la excelencia de la primera temporada.

Quizás la presentación fue algo caótica, lo que no significa que fuera mala, si bien cuando acabó el capítulo estaba todo más que claro. No se apartó del esquema que siguió Noah Hawley en la primera temporada. No es que los actores desentonasen, pero no me entusiasmaron. Lo cierto es que audiencia 1,588 millones de espectadores apuntaba un comienzo más flojo que en la anterior que debutaba con 2,65 millones de espectadores. De Fargo sí puedo decir que seguiré viéndola porque estoy convencida de que me gustará, incluso puede ser que vuelva a ver el primer capítulo de nuevo porque como habéis leído, me ha generado sensaciones contradictorias.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *