2 diciembre 2016 Programación, Reality show, Telecinco

La favorita Adara es expulsada y dice adiós a Gran Hermano 17

Muchos tenían asumido que Adara iba a ganar Gran Hermano 17, pero tras el susto que se llevaba la joven en su duelo con Clara, ayer perdía el que disputaba contra Alain. Su novio Pol aseguraba desde plató que las familias del resto de concursantes se habían organizado para conseguir que se fuera. Lo cierto es que la azafata pasó de ser favorita a decir adiós al reality show antes de que se conocieran sus finalistasMiguel, Bea, Meritxell, Rodrigo y Alain.

Antes de irse muy calmada le pidió a Alain que cuidase de Meritxell y le cedió su puesto en El Club a esta. En plató también se comportó de una manera mucho más sosegada de lo que se la ha visto en la casa. Se reencontró con su amiga, Bárbara, y con su novio, Pol, que le tenía preparada una sorpresa; un anillo en forma de corazón.

En su entrevista con Jorge Javier Vázquez la joven tuvo que ver muchos vídeos y se encontró con palabras de Pol y actitudes con Miguel que le hicieron daño. Además aseguró que tiene “celillos”, pero que no está enferma y se quedó muy sorprendida por las palabras tan duras que le dedicó la madre de su novio.

“Me siento vacilada, que se han reído de mí, no sé…”, comentaba al ver las imágenes en las que Pol no sabía nada bien parado. “Me arrepiento muchísimo, de corazón. Eres la mujer de mi vida”, le decía este. De Miguel comentaba que ha jugado sucio y que tiene claro que es una mala persona. En su despedida se mordía la lengua y evitaba dirigirse a él directamente. En cuanto a la madre de Pol, se preguntaba: “No sé qué he hecho para que tu madre piense eso”. El catalán intentaba tranquilizar a su novia diciéndole que su madre ya había cambiado de opinión y que incluso le había acompañado a comprar el anillo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *