16 noviembre 2014 Actualidad, Cuatro

Francisco Rivera en Viajando con Chester
Esta noche, Risto Mejide recibe a dos nuevos invitados en Viajando con Chester. Uno de los invitados es el torero Francisco Rivera que realizará declaraciones muy personales sobre su vida. Por ejemplo, Francisco Rivera afirma: “Mi madre, la noche antes de mi boda con Eugenia, me dijo: ‘Fran, coge un coche, un avión y vete. No te cases mañana”. Sobre la tristemente fallecida Carmina Ordóñez explica: “Mi madre nunca admitió su adicción. Yo lo hago y lo hago públicamente, porque quiero con estas declaraciones intentar ayudar a familias que lo están sufriendo en su casa (…) Me enfrenté a mi madre, estuve un año sin hablarme con ella por muchísimas cosas que te hacen daño, a lo mejor inconscientemente, pero que hacen daño”.

En su conversación con Risto Mejide también compartirá algunos de los recuerdos que guarda de su padre, Paquirri:A mí me encantaba irle a ver a la plaza. Era un superhéroe, con esa fuerza… Y me costó asumir su muerte. Desde ese día lo echo de menos, todos los días”. Como persona de éxito, reconoce que la fama puede afectar de forma directa al modo de ser: “El éxito, cuando te llega muy joven es complicado de asimilar. Y yo me lo creí. Era torero, ganaba dinero, tenía fama, me conocían en todos los sitios… Perdí el norte. Te crees que estás por encima del bien y del mal”. Francisco Rivera defiende con firmeza su profesión como torero: “Yo no soy ningún asesino, soy un torero”.


María Belón, superviviente en el tsunami de 2004 también protagoniza Viajando con Chester con declaraciones que muestran de cerca la línea tan fina que separa la vida y la muerte: “Yo no he estado en el fin del mundo, pero si un día se abre la Tierra estoy segura de que va a sonar muy parecido. Muy parecido. (…). Hay un momento como de negación, de que lo que se te está viniendo encima es un monstruo inmenso. Inmenso”.

Y añade: “¿Cuánto se tarda en gritar ‘¡Kike, los niños!’? Pues eso. Ya. Ese fue el tiempo que tuve antes de la ola. Luego golpes y golpes y golpes y golpes. Asfixia, ahogo. Ganas de morirte. Muchas ganas de morirte. Piensas en qué es esto, que no puede ser, que tiene que ser una broma. Muchos golpes, mucha angustia, mucha oscuridad. Muchísimo descontrol”.

Página Oficial | Cuatro

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *