6 octubre 2014 Crítica, Estrenos, FOX, Internacionales, Profesionales, Series

Gracepoint, un innecesario remake de Broadchurch

Tras ver la adaptación estadounidense de Los misterios de Laura, me propuse ver Gracepoint, el remake estadounidense de la sobresaliente Broadchurch de ITV y lo hice. En principio, Fox quiso jugar sobre seguro con su pareja de detectives protagonista y por eso, contrataron al fantástico David Tennant -que repite papel- y sustituyeron a la también estupenda Olivia Colman por Anna Gunn, sí Skyler en Breaking Bad, por lo que el papel fue a parar a una actriz con unas credenciales más que comprobadas.

No sorprendo a nadie si digo que casi nada más está al nivel de David Tennant y Anna Gunn. Es increíble ver la capacidad del escocés para transformarse: acento, rictus y parecer una persona distinta encarnando el mismo personaje. El resto del reparto muestra una capacidad interpretativa irregular y entre estos altibajos destaca la nula química que presentan los padres del niño que detona la historia. Si en la versión británica se sentía su relación con sus fases buenas y malas en la estadounidense no te crees en ningún momento que sean pareja. Ella, Virginia Kull, resulta dolorosamente creíble, aunque parece algo joven para su personaje. Sin embargo, su “marido” Michael Peña no realiza su mejor trabajo en este piloto, es más se podría decir que su actuación es la peor -teniendo en cuenta el peso que tiene en la historia-.

El casting está lleno de caras conocidas y algunas de ellas irreconocibles por el paso de los años como la de Nick Nolte que da vida a uno de los primeros sospechosos Jack Reinhold. Muchos rostros asociados a distintas series de televisión de todo tipo y también del cine se reúnen para intentar conseguir una buena adaptación de una serie que era innecesaria.

El público estadounidense que haya podido ver tranquilamente la original en BBC America se preguntará qué sentido tiene Gracepoint que presenta muchos diálogos calcados y secuencias idénticas a la original. Ni siquiera los paisajes de la Columbia Británica canadiense pueden competir con los de West Bay y otras localidades de la Costa Jurásica en Reino Unido. Se parecen, pero son mucho menos espectaculares y dramáticos que los originales.

Fox dio luz verde a este proyecto concebido como una serie limitada a diez capítulos. Es cierto que BBC America llega a un número muy pequeño de personas comparado con Fox y que ciertamente pensaron que esta buena historia con un toque “Hollywood” podría atraer a una audiencia aceptable. Pero fallaron y su estreno se quedó en 4,76 millones de espectadores por debajo de la oferta de ABC con Scandal y NBC con el estreno de Bad Judge.

Hay ciertas adaptaciones que no funcionan porque no captan el espíritu de la original como podría ser la de Los misterios de Laura, pero que cuentan con una razón de ser como la tienen las de series nórdicas como The Killing o The Bridge, pero no entiendo qué puede aportar el remake de una ficción anglosajona como esta en la televisión estadounidense. ¿Qué sentido tendría que una cadena -más aún convencional y no de cable- hiciera un remake de Downton Abbey o de Sherlock? En todo caso se coge al personaje Sherlock y se transforma en un drama procedimental al uso como Elementary, algo que a CBS le ha funcionado muy bien, pero que nada tiene que ver la exquisitez de la británica. ¡SPOILER! Si queréis saber quién mató a Danny, os recomiendo que os decantéis por el británico Danny Latimer y no por el estadounidense Danny Solano.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *