16 mayo 2017 Documentales, Programación, TDT

Grandes civilizaciones regresa el jueves a DMAX

Grandes civilizaciones regresa a DMAX el jueves 18 de mayo a las 22:30 horas para mostrar y cuestionar lo que hasta ahora no se sabía de tres pueblos de gran trascendencia histórica: los cartagineses, los germanos y los árabes. La serie ayudará a entender el presente y a descubrir las grandes aportaciones de civilizaciones claves para nuestra historia.

El espacio viaja a las raíces del mundo moderno estudiando a las tribus germánicas que desafiaron al Imperio Romano, a los cartagineses y su innovadora red de comercio mundial y a los árabes, pioneros en los logros de muchas de las ciencias actuales.

Grandes civilizaciones regresa el jueves a DMAX

En la primera entrega se seguirá la pista a los fenicios, procedentes de la zona que actualmente ocupa Líbano, un pueblo que consiguió gran influencia en todo el Mediterráneo gracias a sus dotes para el comercio, especialmente de la importante ciudad de Cartago, en el actual Túnez. Mientras comerciaban, los cartagineses fundaron asentamientos y puestos comerciales que han llegado hasta nuestros días convertidos en grandes ciudades, como Cádiz, Cartagena y Barcelona. Entre sus logros, enseñar a comerciar a los occidentales, llevar el arte de la navegación a cotas nunca antes vistas e introducir el primer alfabeto.

El segundo episodio se ocupará de los pueblos germánicos, un conjunto de tribus que habitaron Europa durante varios siglos y que protagonizaron un movimiento migratorio hacia el Imperio Romano que acabó lentamente con la hegemonía romana entre los siglos I y IV. Tenían arraigados los sentimientos de libertad, justicia y dignidad personal, además cultivaban el amor a la familia y daban más poder a la mujer que cualquier pueblo de su época.

Finalmente estudiará a los árabes, responsables del Imperio Islámico que dominó todo el norte de África, desde Egipto hasta España. La seguridad de sus creencias religiosas proporcionó a los musulmanes gran flexibilidad respecto a culturas extrañas, lo que favoreció el carácter cosmopolita de su cultura y el florecimiento de diversas ciencias, ya que absorbían el conocimiento de los pueblos que dominaban. Bagdad, capital del Imperio, se convirtió en el mayor centro intelectual de Europa, Asia y África.

Fuente | Fotos | DMAX

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *