8 enero 2017 Antena 3, Programación

Hipnotízame contribuye a los estereotipos falsos
La hipnosis convertida en espectáculo televisivo deja en buena parte de los espectadores la sensación de incomodidad que produce una técnica que, dado el uso que se realiza en este tipo de formatos, parece cosificar a las personas hasta el punto de convertirlas en marionetas sin voluntad propia. Desde esta perspectiva, también sorprende que haya personajes conocidos que preten su imagen a este tipo de espectáculo.

Actualmente Antena 3 se ha sumado a la moda de la hipnosis como espectáculo con el programa Hipnotízame. La hipnosis es una herramienta clínica que, por tanto, tiene un fin más noble que el presentado en este tipo de formatos, es una herramienta de ayuda saludable.

Sin embargo, este tipo de espectáculo contribuye al desarrollo de muchas creencias irracionales sobre lo que realmente supone la hipnosis. La Asociación para el Avance de la Hipnosis Experimental y Aplicada tiene una finalidad científica puesto que potencia el desarrollo experimental y aplicado de esta técnica, llevada a cabo por expertos únicamente en el campo para el que se han formado. Esta asociación destaca en su página web que la hipnosis no tiene el poder de anular el control personal, ni de adormecerla.

Patricia Montero fue una de las participantes en el programa y a través de su blog en Mujer Hoy quiso compartir su propia experiencia: “Lo primero que me hicieron fue una prueba, ya que no todo el mundo es hipnotizable. ¿Por qué? pues porque, como todo en la vida hay que creer, y no es fácil dejar trabajar a alguien con tus emociones si estás bloqueado.Tras una larga sesión de hipnosis, se confirmó que era hipnotizable en un grado bastante alto“.

Patricia Montero añade: “La hipnosis requiere un grado alto de relajación, yo lo comparo con la meditación, porque la sesión empieza con un tipo de meditación guiada”. Patricia Montero concluye: “La hipnosis es como un consciente-inconsciente. Me explico. Yo estaba dormida, consciente de todo, pero con una disposición muy alta de hacer lo que te dicen, sin pensar demasiado“. Sin duda, este tipo de programa deja muchas preguntas en el espectador que en muchos momentos se pregunta qué hay de verdad o de mentira en todo lo que observa.

Vía | El blog de Patricia Montero

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *