21 septiembre 2011 Crítica, Estrenos, Profesionales, Series, Telecinco

No sería justo decir que Homicidios no es una buena serie, lo es y pretende serlo. Es otro de los proyectos que desentona con lo que ofrece Telecinco en su parrilla y que nos preguntamos por qué compró. La respuesta probablemente es que les atrajo la idea de que el actor Eduardo Noriega hubiera aceptado ser el protagonista de Homicidios, su primera inclusión en televisión.

Pero, esta serie naufraga de manera evidente en el universo de la cadena de Fuencarral, lo que no deja de ser un piropo. También hay que tener en cuenta que el thriller poliaciaco no funciona en España. Mañana sabremos el tirón que tiene Eduardo Noriega cuando se conozcan las cifras de audiencia de Homicidios. El actor ha fichado por dos temporadas, lo que hoy en día es un proyecto de futuro.

Los personajes protagonistas, Tomás Sóller y Eva Hernández, a mí me han recordado a la pareja que forman Richard Castle y Kate Beckett (Stana Katic) en la serie de ABC, Castle. A pesar de las similitudes, ambos son interesantes y atractivos por lo que nos cuentan de ellos, pero no por lo que hemos visto de ellos. Algo les falta a Eduardo Noriega y a Celia Freijeiro para que nos creamos sus personajes, en algunas secuencias se les ha visto flojos y con una evidente falta de química.

Noriega es muy atractivo y una buena elección para dar vida a este psicólogo especializado en asesinos en serie, pero le falta un poco del encanto que le sobra a Nathan Fillion, a veces ha resultado soso. Celia Freijeiro, conocida por muchos por su participación en Pelotas, tiene una papel contenido de policia dura que tiene que justificar porqué siendo atractiva, joven y mujer dirige una unidad. En ese sentido lo hace y convence, excepto en algunas secuencias con Noriega.

En cuanto a los secundarios, nadie desentona, lo cual es siempre es positivo, un buen cásting en la elección del grupo que trabaja con Hernández y sobre todo, un actor que destaca sobre el resto, el enemigo de Eva, el detective Santamaría, interpretado por Mingo Ràfols.

Homicidios es una apuesta seria, cuidada, bien planteada que se merece una continuidad y el apoyo de la audiencia. La duda de siempre con ficciones que presentan tramas algo más “complejas”, es si los espectadores fieles a Telecinco no se habrán perdido. Esto es un riesgo fomentar una parrilla que no incita a pensar y a reflexionar.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@telelocura)

Foto | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Homicidios arranca con buenas cifras en un martes muy repartido 21 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *