22 mayo 2011 Programación, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

El concursante de la tercera edición de Gran Hermano 3, Jacinto acudía ayer a La Noria para contar la grave situación que está pasando en estos momentos. Se encuentra en la bancarrota y debe más de 400.000 euros al banco tras haber ampliado su bar y meterse en distintas inversiones que no funcionaron.

Ahora puede perder su casa, sino consigue vender el bar y saldar sus deudas con el banco. Mientras cuenta con todo el apoyo de su mujer cuenta que ha pasado unos momentos muy difíciles tras la muerte de su padre. Además narraba que, a duras penas, tienen para comer y que no se pueden permitir tener cumpleños o Reyes para sus hijos, a los cuales adoptó en Perú. Jacinto y su mujer tenían el sueño de formar una familia, pero ésta sufría aborto tras aborto y no lograba completar un embarazo con éxito.

Kiko Hernández le preguntaba cuánto había ganado gracias a Gran Hermano, los platós posteriores y los bolos. Jacinto contaba que ganó unos 300.000 euros, también le recordaba el colaborador de Sálvame y La Noria que, si bien cuando salió del reality era “un héroe” en su pueblo, después se había convertido en un blanco de desprecio.

La Noria entrevistaba a varios vecinos que afirmaban que Jacinto se había buscado su situación, que era un vago y que la manera de tratar a su clientela no era la más adecuada. El entrevistado respondía que él nunca se calla y que así será siempre. Aseguraba que cuenta con el apoyo de su familia, pero que muchos amigos que pensaba que lo eran le han abandonado, aunque ha descubierto a otros que no creía que lo eran.

Fuente | La Noria

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *