12 febrero 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Javier Tudela se muestra abatido tras ser el cuarto expulsado de Gran Hermano VIP 4

Javier Tudela se mostraba abatido tras ser el cuarto expulsado de Gran Hermano VIP 4 con un 60,3 por ciento de los votos (tras Fran Nicolás, Julius y Lucía Hoyos). El hijo de Makoke era el poseedor del porcentaje representando por el color azul. El joven, de 22 años, explicaba que si bien se encontraba triste y que no quería abandonar la casa, también, en parte, estaba contento.

“Vi a mi madre que no lo estaba pasando bien. Yo no voy a hacer perder años de vida a nadie por estar en el concurso”“No quería salir, pero llevaba un par de días echando mucho de menos a mi gente. Vi a mi madre que no lo estaba pasando bien. Yo no voy a hacer perder años de vida a nadie por estar en el concurso”, comentaba a Jordi González que aseguraba que Javier había acertado mucho más que Rappel con las expulsiones.

Kiko Matamoros, invitado en el balneario VIP, se mostraba muy afectado en el confesionario: “De momento, muy desagradable porque yo quería estar con Javier y con Laura y solo podré estar con Laura. Quería estar con los dos y ya está”. “Me hubiera gustado vivir el concurso con Kiko, pero todo no se puede”, comentaba Javier Tudela al ver las imágenes y explicaba que no entendía la nominación.

Después Javier Tudela era sometido a una “sobredosis” de vídeos en los que Laura Matamoros hablaba de él y de su madre. También tenía tiempo para enfrentarse con Diego Matamoros que aseguraba que le había querido, pero apuntaba que era Makoke quien les había separado. “¿Gente con clase?, ¡por Dios! He de decir que yo voy a colegios concertados y mi hermana, también. Ojalá tuviera un coche de 200.000 euros, pero no es mío, me lo presta un colega”, puntualizaba.

Yo no he estado actuando en ningún momento del concurso, pero os juro, os prometo, que en mi vida he visto chillando a Laura. Si alguien está actuando es ella, no yo”, se defendía. Reiteraba que tiene 450 gorras y que era un gran amigo el que le iba a regalar un colchón de 19.000 euros.

“Ahora que me he ido del concurso espero que lo puedas vivir sin nombrarme y para hablar de mi madre te lavas la boca”, le decía a Laura.Aseguraba que sus grandes apoyos en la casa han sido: Fran Nicolas, Carlos Lozano, Lucía Hoyos y Alejandro Nieto. Javier Tudela se mostraba sorprendido por las palabras de su amigo, Alejandro. “He fregado ‘un huevo'”, se defendía y añadía que dormía 20 minutos más y así no se dormía en la gala. “Me ha dolido, pero ya tendré una conversación con él”, exponía.

Se despedía de sus compañeros de forma breve, pero directa. “Bueno, me da mucha pena decir lo que voy a decir ahora. Muchas gracias, Alejandro por tu falsa amistad. Muchas gracias, Liz por el apoyo que me has dado y mucha gracias, Carlos eres muy grande”, decía y añadía con rapidez un mensaje para Laura: “Ahora que me he ido del concurso espero que lo puedas vivir sin nombrarme y para hablar de mi madre te lavas la boca”.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *