25 diciembre 2008 Internacionales, Series

Jessica Alba, Jack Black y Cloris Leachman

Cada año una serie tiene el privilegio de ocupar la codiciada franja horaria post-Super Bowl, programa para el que se tiene audiencia asegurada además de poder dar un vuelco a los espectadores semanales del producto, como les ha ocurrido en los últimos años a Anatomía de Grey o House.

Este año la NBC (cada año rota un canal) ha decidido confiar en la comedia The Office (después de desechar la idea del spin-off), y sus productores ya se han puesto en marcha, reclutando super-estrellas como Jack Black, Jessica Alba y la siete veces ganadora del Emmy Cloris Leachman.

Como pasara en Friends con “El de después de la Super-Bowl” (con Julia Roberts, Brooke Shields, Fred Willard y Jean-Claude Van Damme) la estrategia que sigue el canal es conseguir los mejores nombres publicitarios posibles. Aunque parece que esta vez los invitados ni siquiera se relacionarán con Steve Carell y su equipo, pues simplemente serán los protagonistas de una película que los empleados de Dunder Mifflin intentan ver en uno de sus día laborales.

A pesar de todo, contratando tantas estrellotas de Hollywood siempre se corre un problema, y es que a veces sólo se utilizan como un mero reclamo que no hace más que molestar a las tramas regulares, y a los personajes que la audiencia realmente quiere ver. El síndrome Will & Grace es muy alargado.

Via | Ausiello

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *