15 julio 2011 Programación, Reality show, Telecinco

Jorge Javier, Aída Nízar y su madre hacen las paces

Poco después de comenzar la gala de Supervivientes, Jorge Javier Vázquez se dirigía a la madre de Aída Nízar, Mari Ángeles con el fin de reconciliarse con ella. Ambos se fundían en un abrazo y todo lo que se habían dicho, quedaba olvidado. Evidentemente al programa y a la familia de Nízar les beneficia que esto para seguir con su audiencia y con sus ingresos, respectivamente.

Enseguida le transmitían a Aída Nízar que su madre y Jorge Javier habían hecho las paces y la superviviente se emocionaba y era tan excesiva como estamos acostumbrados a verla. Sin embargo, Mari Ángeles le lanzaba un mensaje muy claro y le decía que volviera a disculparse por lo de Rosa Benito porque no hizo bien. Aseguraba que aunque, ella habla de la muerte con mucha normalidad, lo que no había sido lo correcto. Aída reconocía que había sido un hecho “desafortunado” y que en cuanto pudiera pediría perdón a Rosa Benito y a los Ortega Cano.

Aída Nízar se había declarado en “rebeldía” tras lo sucedido el jueves pasado con su madre. Había apagado el fuego, había dejado de comer y apenas bebía, lo que le había mermado su salud, tanto que los médicos la visitaron cuando comenzó a vomitar.

Jeyko fue el segundo que tuvo que convivir con ella y tras unos días bien, su relación acabó mal tras acusar el bailarín a Aída de haberle robado parte de su azúcar. La próxima en vivir con Nízar será Sonia Monroy, a quien parece no importarle mucho esto. Tras la reconciliación del programa con Aída y su madre, todo vuelve a la “normalidad”, por lo que ésta comenzará a alimentarse normalmente y hacer de las suyas en breve.

Fuente | Supervivientes 2011

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Isabel

    Qué vergüenza que permitan los programas arremeter contra una persona, como es en éste caso Aída, que solo falta que le tiren piedras e ir a matar como en el Antiguo Testamento.
    Qué vergüenza de presentador Jorge Javier Vázquez, que siendo admiradora suya por su gran profesionalidad, me haya decepcionado perdiendo todos los papeles, por su ordinariez y chulería por insultar en primera persona a Aída y consentir lo mismo a los concursantes de supervivientes como a los colaboradores.
    Aída sólo expresa la verdad. Somos muchos espectadores los que estamos de acuerdo con ella y entonces….¿somos todos unos hijos de puta? Pienso que deben tener un precio por lapidar públicamente a Aída sólo por decir la verdad. ¿Qué buscan?, ¿fama? Qué bajo habéis caído.

Enlaces y trackbacks

  1. Supervivientes supera los 3.5 millones y el 30% de share 15 julio 2011
  2. Telecinco renueva a su estandarte: Jorge Javier Vázquez aumenta su contrato 21 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *