1 enero 2009 Crítica, Reality show, Telecinco

Mujeres y hombres y viceversa

Para muchos Mujeres, hombres y viceversa es un programa que ya nació con el adjetivo decadente entre sus calificativos. Sin embargo, dejando aparte la calidad o moralidad de su contenidos, está viviendo sus horas más bajas en términos de audiencia. El martes 30 de diciembre, el reality cosechó un 12.5% y 1.513.000 espectadores.

Lejos quedan los meses en los que el anteriormente aclamado y ahora denostado, Efrén Reyero conseguía encumbrar el programa por encima del 20% de share. El máximo lo obtuvo el miércoles 26 de noviembre cuando el futbolista eligió a Soraya con un share del 27% y 3.243.000 espectadores. Cifras que duplican las actuales.

Alejandro, el seductor francés, y el ex gran hermano, Germán no están cumpliendo las expectativas depositadas en ellos. Tampoco está acompañando la elección de las pretendientas. El programa ha pasado de ser divertido, a una segunda fase de esplendor e incluso visos de realidad dentro de la ficción, a esta tercera donde los entresijos del reality han sido aireados de tal manera que el tema se ha pasado de rosca.

A pesar de la excesiva falsedad que se respira en el plató, ya no existe ni siquiera la posibilidad de la duda razonable -después de lo de Efrén se ha esfumado-, Telecinco busca un nuevo tronista como se puede leer en la web de Azafatas y promotoras. Esto sugiera que a Germán le quedan pocos programas por grabar.

Foto | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Telecinco intenta reactivar Mujeres, hombres y viceversa 9 enero 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *