3 febrero 2009 Actualidad, Crítica, La Sexta, TDT, TV y sociedad

Mientras parte de la Sexta se frota las manos por el éxito de la broma y porque ésta elevó su récord histórico de espectadores, ciertas voces se han alzado contra lo que consideran un intento de “desprestigiar a la profesión periodística”.

Esta es la opinión de la Asociación de la Prensa (APM), cuyo presidente, Fernando González Urbaneja, ha mostrado su “pesar e irritación” ante lo sucedido: “El lunes ya supimos que se trataba de una celada a Intereconomía y nos pareció deplorable”.

Para Urbaneja, que también criticó el comportamiento que han tenido en esta historia “los otros” (Intereconomía), “no se puede engañar a la gente” ya que esta dinámica “conduce al desprestigio de todos”.

Por su parte, La Cope, favorable a Intereconomía, se ha referido a lo sucedido como “cosas que no hacen gracia” . “Hay cosas con las que no se deben bromear, como por ejemplo la dignidad de las personas que en este vídeo queda bajo mínimos”, sostiene.

Como era de esperar, Intereconomía ha tenido una dura respuesta. Su director y presentador del programa Más se perdió en Cuba, Xavier Horcajo, ha declarado que sólo “denigra el que se muestra como un hp”. En el video de encabezamiento podeis ver su declaración completa.

El diario El País deja, sin embargo, algunos interrogantes abiertos. El primero, para la Sexta: “¿Se puede emitir el apaleamiento de un mendigo o la vejación de un empleado para que pique la cadena rival y haga el ridículo?”. A Intereconomía, también le dirige un reproche en forma de pregunta: “¿Se puede difundir cualquier información que denigre a nuestros enemigos comerciales?

Finalmente, el Gran Wyoming ha explicado que la intención de la farsa era “demostrar cómo a través de Internet se le puede arruinar la vida a alguien”. Para Miguel Sánchez-Romero, director del programa El Intermedio, el fin era sin embargo “desenmascarar a una cadena como Intereconomía, adalid del periodismo justiciero”.

El uso de señuelos informativos, es decir, la distribución de noticias falsas que presumiblemente van a gozar de un gran impacto mediático, y que poco después su mismo artífice se encarga de desmentir, cobra auge en los últimos tiempos.

El Follonero logró que una actriz que simuló haber ganado la lotería pero cuyo décimo había echado a la lavadora se convirtiera en la reina de los medios. El programa de este reportero se encargó después de repasar los diarios, páginas webs, emisoras y televisiones que se habían hecho eco de la tragedia de esa pobre mujer.

Antes, el programa también de la Sexta Sé lo que hicisteis puso en marcha una plataforma ficticia de apoyo a la prensa rosa y contra la hermana de la Princesa de Asturias, Telma Ortiz. También este grupo ocupó varios minutos del resto de cadenas. Su intención, explicaron después, había sido “restar importancia a la demanda presentada por Telma Ortiz” contra la prensa del corazón.

Algunos se lo tomaron con humor y disfrutaron con la mofa; otros, arremetieron contra una cadena que, a su entender, trataba de poner en evidencia la calidad periodística del gremio o, en el peor de los casos, ganar audiencia con malas artes.

El debate está servido: son bromas… ¿de buen o de mal gusto?

Vía | Diario 20 minutos.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *