15 abril 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Laura Matamoros vence Gran Hermano VIP 4 con un 57,9 % de los votos

Laura Matamoros vencía Gran Hermano VIP 4 con un 57,9 por ciento de los votos por un 42,1 por ciento para Carlos Lozano. En un gala que comenzaba con los concursantes en plató tras ver un vídeo grabado de su salida de Guadalix de la Sierra y con una entrevista por parte de Jordi González a los dos en la que repasaban sus polémicas y discusiones en la casa con otros concursantes.

La hija de Kiko Matamoros dedicaba su premio a su madre, Marian Flores, y a su hermana menor, Irene. Explicaba que los 100.000 euros serán para Irene porque ella no los necesita, ya que nunca ha tenido nada. “Empieza la universidad ahora y se merece un buen estudio y lo que quiera”, argumentaba. Tanto su madre como su madre se encontraban en las instalaciones de Telecinco, pero no aparecieron en pantalla en ningún momento.

Belén Esteban era la encargada de entregarle el maletín y durante este momento le reitaraba su apoyo. Carlos Lozano felicitaba a su compañera y le recomendaba que fuera humilde. El presentador reconocía que durante esta última semana sí pensó que podría ganar el concurso por el convencimiento de Laura y por los vídeos de apoyo que vio. Agradecía a la audiencia que le hubiera salvado en seis ocasiones y a Mercedes Milá, sus palabras de apoyo diciendo que era su favorito.

Laura Matamoros tuvo su momento de polémica con Javier Tudela y también unas palabras para Makoke y para su padre, Kiko Matamoros durante la gala. Explicaba que la pareja de su padre le ha hecho daño quitándole las cosas a sus hermanos y a ella. “No fue una buena idea que viniera mi padre. Si me quisiera no hubiera venido”, aseguraba sobre la entrada de su padre en el reality show como invitado del balenario VIP.

La que sí entró en plató fue la novia de Carlos Lozano, Miriam Saavedra, que le sorprendía diciéndole que le habían ofrecido participar en “Supervivientes 2016” y que si aceptaba, debía partir rumbo a Honduras el domingo. El tema se quedaba en el aire, pero el presentador estaba muy feliz porque Jordi González le anunciaba que el director de Mediaset quiere hablar con él para proponerle conducir un programa.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *