30 diciembre 2008 Crítica, Internacionales, Series

fringe

Este año ha sido un año atípico para la programación estadounidense, y es que comenzaría con una huelga de guionistas en ciernes, que paró todo el sistema. Por esa razón los estrenos de la nueva temporada han sido mucho más escasos, mientras que la mayoría de series que nacieron en 2007 han ido muriendo en su segunda temporada.

Con este listado trato de repasar mis estrenos favoritos del año 2008 de forma subjetiva y personal. Pocos nuevos productos ha habido y aunque algunos han resultado ser muy buenos, otros se han quedado en el camino de la mediocridad.

6. Fringe: J.J. Abrams (Perdidos, Alias) siempre promete mucho en todos sus productos. Quizás por estas expectativas Fringe ha decepcionado, y aunque tenga buenas ideas, a veces parece un batiburrillo de series como Expediente X y En los límites de la realidad. A pesar de ello, tiene elementos que enganchan y pequeños detalles que te dejan expectante por ver lo que vendrá (El Observador, Massive Dynamics), que esperamos sea mejor.

Ashes to Ashes

5. Ashes to Ashes: Si algo se le puede achacar a este spin-off de Life on Mars es que, a veces, sus historias suenan similares a la de la serie madre. A partir de este factor, los creadores han vuelto a crear un personaje con carisma pero muy diferente al de John Simm, con una Keeley Hawes seductora y divertida. La banda sonora y la ambientación sigue siendo de lujo, y qué decir de la interpretación de Philip Glenister y su demoledor Gene Hunt.

Breaking Bad

4. Breaking Bad: En un segundo (o tercer) plano en la fama, esta polémica serie ha conseguido dar una nueva vuelta de tuerca al mundo de la droga, los barrios residenciales y la monotonía diaria. Bryan Craston (conocido por ser el padre de Malcolm), con un personaje contrario a los bordes de moda, se come la pantalla en este drama cañero al que le queda mucho por dar.

John Adams

3. John Adams: Esta mini-serie histórica nos vuelve a acercar a la creación de los Estados Unidos, pero esta vez desde una perspectiva distinta: la del “desconocido” segundo presidente de la democracia norteamericana. Sus actuaciones son la piedra angular del proyecto, con secundarios habituales como Paul Giamatti, Laura Linney, David Morse o Tom Wilkinson poniendo toda la carne en el asador y demostrando la calidad de la pequeña pantalla. Una producción que ya es historia de la TV.

True Blood

2. True Blood (Sangre Fresca): Nada malo puede salir de la mente de Alan Ball (American Beauty, A Dos Metros Bajo Tierra) y, aunque su piloto no auguraba la calidad que ha llegado a tener, True Blood ya ha enganchado a un buen número de espectadores, habituales o no de la fantasía televisiva. Anna Paquin pone una nota de color en este drama en el que cualquier cosa puede pasar, y que en su alma sigue siendo la descripción que hace Ball de la sociedad estadounidense. Los personajes siempre son la obra central del autor.

En Terapia2

1. En Terapia (In Treatment): Diferente, interesante, inteligente y acogedora son todo adjetivos que podrían dársele a En Terapia. Esta serie en la que Rodrigo García muestra el otro lado de la psicología, ha sabido adaptar el concepto de la israelí Betipul, pero además ha creado un excelente producto que bebe constantemente del teatro. El teatro ha llegado a la TV, y quien dijera que eran dos medios incompatibles sólo tiene que ver En Terapia, y emocionarse.

¿Cuáles son vuestras destacadas?

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Renueva Breaking Bad, la serie que deberías estar viendo 3 abril 2009
  2. La FORTA se hace con los derechos de The Beast, Breaking Bad, Trust Me 27 mayo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *