24 mayo 2011 Profesionales, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Aída Nízar se va de Honduras

Al final María Ángeles, la madre de Aída Nízar llegaba a Honduras para dar una sorpresa a su hija y regresar con ella a España. Ayer en El debate se descartaba la idea de que fuera a sustituir a su hija como concursante en el reality. Antes de reencontrarse Christian Gálvez le daba la posibilidad de decir unas palabras a los compañeros de su hija, pero aunque las normas eran no desvelar que Aída seguía en Honduras, ni decir que ella estaba allí ni contar nada del exterior las incumplía.

Aída Nízar se despedía del reality con mucha pena y anunciaba que ella todavía era concursante de Supervivientes 2011 y que daría guerra desde los platós o desde donde fuera. Se lamentaba de que Jacobo Ostos se quisiera marchar, mientras elle anhelaba poder vivir más tiempo esa experiencia.

María Ángeles saludaba a los compañeros de su hija con un tonito “muy a lo Aída” y se dirigía a Jacobo Ostos, pero sin querer se le escapaba que María Ángeles Grajal, la madre del chico, le había pedido disculpas por su comportamiento con Aída, sobre todo por el incidente de la tumba el pasado sábado en La Noria.

Eso hacía que dejase mal a Jacobo que dudaba que su madre hubiera hecho eso, aunque compañeros como Tamara le decían que no le podía estar mintiendo y también les hacía averiguar que Aída estaba en otra isla. Esta actitud “involuntaria” de la madre de Nízar, enfadaba a Christian y dejaba a los supervivientes con muchas dudas.

De todos modos, este jueves parece que debería irse Ostos por su estado de salud y porque lo suplica, mientras que Sonia Monroy se encuentra en buena forma y con ganas de ganar. Con respecto al estado de salud de Paquirrín, los médicos le han mandado una fuerte medicación que le obligará a ingerir alimentos al menos durante tres días para ver cómo evoluciona su problema de gota.

Fuente | El debate de Supervivientes

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • María del Mar

    Creo que es la primera vez en Supervivientes que un familiar de un expulsado se dirije en directo al resto de concursantes. Me parece totalmente fuera de lugar e inapropiado. ¿A santo de qué? Los familiares de los concursantes tienen su voz, sí, pero en plató, y pueden criticar a su gusto y a la cara cuando éstos vayan saliendo, pero no me parece nada acertado que lo hagan estando aún en la isla. ¿Qué pinta la madre de Aida hablando con los ex compañeros de su hija? El veneno que le rebosa ya lo lanza en los platós, ya le reporta pingües beneficios, no hace falta que le den aún más protagonismo del que ya le han dado, que a veces parece que más que Supervivientes veíamos SuperAida. Y todo esto, aparte del papel que hizo, revelando según ella, inocentemente, información del exterior.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *