30 diciembre 2012 Internacionales, Profesionales, Series, TV y sociedad

Michelle Dockery, muy distinta a Lady Mary Crawley

Michelle Dockery ha concedido una entrevista a Yo Dona donde habla sobre su carrera y sobre Lady Mary, el personaje que interpreta en la ficción británica Downton Abbey. Por el papel de la rica heredera, la británica ha recibido una nominación como mejor actriz dramática en los últimos premios Emmy -el galardón fue a parar Claire Danes-, además ha recibido sendas nominaciones en los SAG 2013 y en los Globos de Oro 2013.

La actriz, de 31 años, se ha convertido en un icono de la moda también, hay que tener en cuenta que Downton Abbey ha arrasado en Estados Unidos y ha dado unas audiencias inimaginables para la televisión pública (PBS), que es la cadena que la emite. Sin embargo, esta joven asegura que es muy diferente a su personaje y Lady Mary sabe esconder perfectamente sus emociones, pero ella es como un libro abierto. “La principal diferencia que nos separa es su frialdad, que intimida. Yo misma, si me la encontrara, me sentiría cohibida”, afirma.

Su familia es de clase obrera, pero siempre le animaron a que persiguiera su sueño y desde niña recibió clases de interpretación. “Quería ser bailarina, pero con 16 años me admitieron en una escuela de arte dramático, y entendí aque me gustaba más”, explica. Además comenta que fue camarera, secretaría…, pero que fracasó en todos esos trabajos porque nunca le ha interesado nada que no fuera actuar.

Sin embargo, confiesa que lo que más le interesa es el proceso, no el resultado final. “Nunca vuelvo a ver las series o las películas en las que actúo”, remarca. De su experiencia en Downton Abbey comenta como le marcó conocer a Maggie Smith a la que considera una mujer fantástica, llena de sentido del humor. Asimismo explica que trabajar en esta serie es como licenciarse en historia.

Con respecto al éxito, cuenta que al principio tuvo que hacer algunos ajustes, sobre todo con la prensa. “Hablas y se te malinterpreta. Ahora intento no preocuparme demasiado. He crecido sin esperar demasiado de la vida, así aprecio cada cosa, la disfruto y punto. Y en el fondo nada ha cambiado, todavía puedo ir de compras sin que me reconozcan. Cuando llevamos ropa moderna, parecemos otros“, confiesa.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

Foto | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *