6 febrero 2012 Actualidad, Deportes, Internacionales, Profesionales, Publicidad, Series

Hoy es noche de Super-Bowl, y, aunque eso apasione los amantes del deporte estadounidense, para los españolitos más teleadictos significa, sobre todo, que mañana podremos disfrutar de la mejor publicidad del año (salpimentada por la polémica que pueda causar la actuación de Madonna). Dado que los derechos del evento cambian cada año de manos (para que todos los canales puedan tener sus minutos de gloria), NBC se encarga esta vez de su emisión, y, como anticipo, ha querido reunir a todas sus estrellas en una enorme fiesta con un glamuroso toque musical. Su propio anuncio corporativo puede acabar curiosamente entre las mejores piezas del partido entre los Giants y los Patriots.

Directos desde el edificio Rockefeller, los protagonistas de 30 Rock, Alec Baldwin, Tina Fey y su extensa compañía, introducen este spot en el que casi nadie fuera queda fuera, y en el que todos están dispuestos a probar sus cualidades vocales, gracias a la sonata de Brotherhood of Men del musical How to Succeed in Business Without Really Trying. Incluso una cadena tan calamitosa como NBC -que es la cuarta en audiencia- puede permitirse engrandecerse gracias al poder de la Super-Bowl, en su edición XLVI.

El sello cómico, que a lo largo de los últimos años se ha convertido en la primera potencia del canal, toma la primera plana del anuncio. Parks & Recreation, The Office e incluso novedades como Are You There, Chelsea?, Up All Night y Whitney se intercalan en el spot en el que nos alegramos de ver sobre todo a Community, que, pese a estar en la cuerda floja, se ha convertido en una de las series de culto del canal. Echamos de menos a Chevy Chase y James Spader, pero la aparición de Fey, Tracy Morgan, Amy Poehler, Maya Rudolph y Jimmy Fallon (en un hilarante final de fiesta) deja claro lo que se ha beneficiado el canal de la magnífica hornada de Saturday Night Live en el siglo XXI. El longevo show de sketches, por supuesto, también tiene su espacio, con la nominada al Oscar Kristen Wiig como principal atractivo, tras el estupendo año de La Boda de Mi Mejor Amiga.

Los prestigios dramas -antigua marca de la casa-, sin embargo, se tienen que conformar con Parenthood, un vistazo a Kathy Bates de Harry’s Law y Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especial, con Mariska Hargitay luciendo esposas. En cuanto a los programas de entretenimiento, no pueden faltar Jay Leno y su Tonight Show, el Today Show, The Apprentice con Donald Trump y The Voice (en España, La Voz), que ha logrado este año la codiciada posición post-partido. Pero los que no podían faltar son los protagonistas del musical Smash, la serie preparada para ser una estrella que se lanza mañana en la televisión estadounidense.

Hablando de Smash, el 27 de febrero recibirá a Nick Jonas, que precisamente triunfa estos días en Broadway con la reinvención de Cómo triunfar sin dar golpe, en sustitución de Daniel Radcliffe y Darren Criss (Glee). Si queréis pasar un rato divertido, y volver a escuchar esta pegadiza canción, agenciaros el optimista filme original de 1967 protagonizado por Robert Morse (Mad Men). Si no estáis de humor, os podéis conformar con descubrir el talento del eterno Harry Potter:

Vía | Broadway World

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *