25 octubre 2009 Actualidad, Informativos, Internacionales, Programación, TV y sociedad

Nick Griffin

El líder ultraderechista británico, Nick Griffin va a elevar una protesta ante la BBC por considerar que fue “linchado” en el programa Question Time donde expuso sus posturas políticas que derivan al racismo. Afirmó que el formato original fue alterado, pues la emisión se redujo casi exclusivamente a la política de su partido el BNP, Partido Nacional Británico.

También expresó que no debía haberse celebrado en Londres donde su fuerza política cuenta con un número muy pequeño de seguidores, quizás porque la capital británica es un ejemplo de coexistencia entre razas, culturas y nacionalidades. “Londres ya no es una ciudad británica”, dijo Griffin.

Ocho millones de espectadores, cuatro veces más de los que ven el programa de contenido político, vieron el espacio donde el público pregunta a un grupo de invitados-. Su comparecencia fue polémica, ya que hay que recordar que la BBC es financiada por los ciudadanos por el pago de un canon que grava la posesión de cada televisor.

El partido de Griffin obtuvo más de 900.000 votos en las pasadas elecciones europeas y dos representantes en el Parlamento de Bruselas. Unas cifras que dejan helados. La BBC ha informado que ha recibido 340 protestas de los telespectadores por la presencia de Griffin y su falta de imparcialidad. La dirección de la cadena ha ratificado la conveniencia y oportunidad de invitar al político a Question Time, y aseguró que cumplió su obligación de imparcialidad en el programa.

Durante el programa, el líder del BNP negó ser un nazi, a que no considere que existió el Holocausto, y se declaró víctima de una conspiración del “establishment ultraizquierdista, que ni siquiera quiere que los ingleses sean reconocidos como un pueblo”. Buscó la moderación y negó muchas de las declaraciones que se le atribuyen, pero reiteró su opinión de que el Islam es una religión “malvada y salvaje”. “Si los musulmanes permanecen en este país deben tener en cuenta que éste debe seguir siendo un país británico y cristiano, basado en valores democráticos y no en los del Corán”.

Vía | Telemanía

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *