14 agosto 2011 Reality show, TDT

Durante el fin de semana, Divinity ofrece dos docu-realities que nunca me habían llamado la atención, tal vez por mis pocas ganas de casarme y porque creo tener criterio a la hora de mantener un look “normal”. Sin embargo, cuando comencé a verlos este fin de semana, me enganché como una tonta. Sí, me he convertido en una adicta a estos dos espacios: El vestido de tu boda: Atlanta y Tu estilo a juicio.

Nunca pensé que elegir un vestido de novia pudiera ser tan dramático y dar tanto juego para hacer que un espacio sea ameno y adictivo. Tras hacer sido sometida durante todo el fin de semana a un superdesfile de modelos blancos y radiantes, me encuentro capacitada para elegir mi propio vestido de novia. Palabra de honor, tirantes, encajes, pedrería, corte sirena, corte imperio… Novias de todas las tallas, eso sí demasiado delgadas la mayoría para ser estadounidenses, y de gustos muy diversos y con historias similares que dan para hacer programas temáticos como “voy con mi prometido” o “mi madre no puede acompañarme”

¡Qué decir de Tu estilo a juicio! Me dejó con la boca abierta desde el jurado en cuestión hasta la persona juzgada. Todo te hace alucinar en este programa y se puede decir que hace honor a su nombre y que hay mucho que decir siempre en contra de los elegidos. Los que se someten al jurado, son personas despreocupadas, pasadas de moda o simplemente horteras. Recuerdo a Sarita, con sus conjuntos ajustados deportivos rojos y rosas, que soñaba con ser modelo, a pesar de que se alejase de los estándares que se manejan en esta profesión, pero ella creía que era posible.

Los especialistas son geniales sobre todo la pareja de dentistas que ponen carillas sin medida; el peluquero hace unos cortes estupendos y el maquillador que hace milagros. Así que cuando se someten al veredicto final de un nuevo jurado que no conocía su pasado oscuro, los comentarios más habituales son: ¡qué sonrisa tan bonita! ¡Se le ve muy segura! ¡Trabaja de cara al público o en televisión! Espero poder desengacharme porque a largo plazo esto no puede ser bueno.

Foto | TV Guide

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 agosto 2011
  2. Plain Jane, la transformación de patitos feos en cisnes 25 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *