19 julio 2010 Deportes, Informativos, Profesionales, Telecinco, TV y sociedad

Paolo Vasile

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile ha esperado al final de Mundial de fútbol de Sudádrica para hablar por primera vez del evento en El País. En ellas ha hablado de Sara Carbonero, de Fernando González Urbaneja y del dineral que le ha costado este acontecimiento deportivo a su cadena.

Sobre Sara Carbonero ha dicho muchas cosas. Ha afirmado que no la mandaron por el morbo, sino por profesionalidad y aunque la periodista comentaba tras el Mundial que lo había llevado todo bien porque en Sudáfrica no se enteraba de nada, su jefe le ha dejado fuera de juego diciendo: “Estaba superagobiada, lloraba y me mandaba mensajes”, aunque después haya matizado que pudo tomar el primer avión de vuelta a España, pero no lo hizo y aguantó el tipo. Además, explica que pretende cerrar este tema, no reabrirlo, algo cuestionable con sus palabras.

Sobre la joven de 26 años ha asegurado que sólo le dio un consejo en medio de la polémica: “le dije que no hablara con nadie. Que si la invitaban a La noria, a Sálvame, a Ana Rosa, a Antena 3 o La Siete, no fuera. Le dije: ‘Tienes que decidir en qué categoría quieres estar. Si quieres ser periodista deportiva o si quiere pasar a la categoría de los famosos“.

También tenía su opinión sobre el Presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja, que calificó de “vergüenza” que Telecinco ubicara a Carbonero detrás de la portería. Para Vasile, su error no fue “meter la pata”, sino insistir en su equivocación y que debería haber investigado y contrastado la noticia. Piensa que lo de Sara Carbonero no ha sido machismo, sino estupidez y que es muy fácil atacar a una chica de 26 años y no a Pedro Piqueras o Mercedes Milá.

Telecinco considera que el Mundial ha sido “una operación interesante”. “Nos ha costado un dineral exagerado. Pero un acontecimiento de este tipo, o lo tienes tú o lo tiene otros, y hay que calcular entre el daño que te puede hacer tenerlo o el daño que te puede hacer no tenerlo. Era una apuesta con fundamento empresarial. No era un hecho de amor hacia el fútbol, España o La Roja”, explicaba.

Vía | Vertele

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *