25 septiembre 2011 Crítica, Estrenos, Internacionales, Programación, Series

En el repaso que hacía nuestro compañero Eneko Ruiz, a las diez series más apetitosas del nuevo curso, mencionaba Person of interest por el sello de J.J. Abrams en la producción y el de Jonathan Nolan, a cargo del guión. Además, cuenta con un magnífico actor, heredado de Lost, Michael Emerson, por el que tengo debilidad, y otro rostro muy conocido por sus trabajos en el cine, Jim Caviezel.

A priori, un contra que apuntaba nuestro compañero es que la serie la emite CBS que tiene una línea donde no hay hueco para la mitología y las florituras. Sin embargo, Person of interest me ha gustado y puedo decir que, de los estrenos que he visto hasta el momento es el que más me ha convencido. ¿Por qué? Michael Emerson lo hace genial y pone el punto enigmático que tanto nos gusta y la intriga al proyecto, mientras que Jim Caviezel es el hombre de acción del show, el que se encarga de hacer el trabajo “sucio” sin miramientos.

¡Cuidado con los spoilers! La idea de la que parte la serie es una reflexión sobre cómo somos vigilados a raíz de los atentados del 11S en Nueva York. La privacidad pasa a un segundo plano y prevalece la seguridad. Las cámaras graban todos los movimientos de los ciudadanos, sus teléfonos pueden ser pinchados y sus e-mails leídos. No existe ninguna barrera si el fin es proteger a la humanidad de ataques terroristas.

Dos hombres “perdidos”, con pasados dolorosos a sus espaldas, se enfrentan al reto de evitar que algunas personas mueran en base a los números de la seguridad social que desecha una máquina que ha sido construida por Finch (Michael Emerson). Este aparato se creó para prevenir un “próximo” 11 de septiembre y rompe la privacidad de los ciudadanos con el fin de elaborar dos listas: a los que deciden investigar porque causarían muertes masivas y una segunda, en la que se encuentran los que no son relevantes. Cuando el magnate se da cuenta de lo que ha hecho, deja una “puerta trasera” para poder recuperar datos y ayudar a algunas de las personas que no son importantes para la máquina.

En cuanto a la parte de acción, tenemos a Caviezel (Reese) que se desenvuelve muy bien entre armas y por momentos, se nos muestra como si fuera un “destructor”, mucho más pasado de rosca que Kiefer Sutherland a lo Jack Bauer y más cercano a Steven Seagal (un poco de testosterona para el público target de la CBS). No se han quedado cortos de disparos, muertes, accidentes de coche, palizas, artes marciales… También tenemos a la tercera en discordia, la detective Carter, a la que da vida Taraji P. Henson, que por cierto no tiene demasiado peso en el piloto, pero que ya acumula sospechas. Está claro que, a pesar de los casos autoconclusivos, como el del piloto con Natalie Zea (Dirty Sexy Money) como protagonista, esta pareja no va a pasar inadvertida y va a atraer a un buen número de malvados. Ya lo dice Finch, tarde o temprano nos van a matar a los dos.

La audiencia respondió y dominó su franja horaria, jueves, a las 21 horas, con 13.33 millones, superando a los comienzos de temporada de Anatomía de Grey en ABC con 10.38 millones; The Office, en NBC, con 7.64 millones y el segundo capítulo de The Secret Circle en The CW se tenía que conformar con 2.12 millones. Por cierto, la música de Person of interest, creada por Ramin Djawadi, es estupenda.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2011
  2. J.J. Abrams y el creador de Sobrenatural forman equipo para NBC 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *