14 noviembre 2010 Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

timallen1

Su carrera en cine no ha sido grandiosa pero, gracias a varios éxitos que le han hecho llenar las arcas, Tim Allen lleva más de una década alejado de una televisión con la que se hizo famoso en la ya clásica Un Chapuzas en Casa, que permaneció en antena desde 1991 hasta 1999. Su rostro, sin embargo, sigue estando bastante presente, y el público continúa asociándolo con la pequeña pantalla, igual que parecen hacerlo los grandes productores, quienes este año parecen rifárselo para colocarlo en sus nuevas ficciones.

El proyecto en estado más avanzado se llama Man Up, una comedia sobre la reimaginación de la masculinidad en un mundo de mujeres, y lo llevará a las pantallas ABC (después de una encarnizada pelea con CBS) gracias a los lápices del guionista y productor de 30 Rock Jack Burditt. El canal de Disney era también el encargado de emitir la anterior serie del protagonista, desde una compañía que ha mantenido las relaciones durante todos estos años, y ahora está empeñada en ficharlo para esta nueva producción en la que tienen confianza completa.

El único obstáculo en la reunión son el resto de las networks, también con ganas de sumarlos a sus comedias de las temporadas, con Allen en mente desde la presentación de los pilotos.

CBS tiene entre sus planos una serie similar llevaba a cabo por Les Firestein (The Drew Carey Show), con el que el actor ya ha mantenido conversaciones; pero también Kevin Hench ha lanzado otra comedia en ABC con su nombre en portada, y existe otro cuarto piloto interesado en contratarlo. Por lo que se dice, el intérprete estaría interesado en temas relacionados con la masculinidad y el significado de ser hombre en nuestro mundo moderno, aunque todavía no ha cerrado de ninguna manera su regreso a la televisión. Buenos tiempos para un Allen al que parece querer todo el mundo, gracias a esa cualidad de estrella que podría atraer a las audiencias a la pequeña pantalla, 20 años después de su estreno en la misma.

Desde que acabara Home Improvement, Allen ha contado con varios fracasos cinematográfico, pero también algún super-éxito como el de continuar con su icónico personaje de ¡Vaya Santa Claus! en la trilogía de Disney o ser un motorista maduro en Cerdos Salvajes. Pero, sin duda, el personaje que más dinero y prestigio le ha dado siempre será Buzz Lightyear, a quien ha puesto las laringes en las tres maravillosas películas de Toy Story, cobrando por cada muñeco parlanchín en el mercado.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *