18 diciembre 2012 Crítica, Internacionales, Profesionales, Programación, Series

Un gran parte del último capítulo de la segunda temporada de Homeland, que duró más de una hora y cinco minutos, nos mostró una estampa bucólica del congresista-terrorista y de la antiguo miembro de la CIA, sin embargo ambos llevaban unas pesadas mochilas a sus espaldas lo que les hacía cuestionarse cómo podrían llegar a ser una pareja normal. Todo esto con el enigmático Quinn acechando y vigilando sus movimientos para cumplir la misión que le había encomendado Estes.

Sin embargo, las cosas no resultan como nos las presentan durante la primera parte del capítulo y todo desemboca en una locura tremenda que hace que la pareja se aleje tanto como lo estaba al comienzo de la segunda temporada. ¡SPOILERS! Sin embargo, no lo hacen en el plano sentimental, sino en el físico, pues Brody se convierte en un fugitivo, mientras que Carrie decide volver al redil de la CIA para limpiar su nombre, ahora con Saul al mando, y con la idea sobrevolando de que existe un topo que trabaja para la organizacion de Abu Nazir, que ha matado dos pájaros de un tiro: con un atentado múltiple donde ha muerto el jefe de la CIA, Estes y la esposa y el hijo del vicepresidente Walden y donde deberían haber muerto Brody y Carrie, y además, exponiendo a Brody como un terrorista con el vídeo que grabó en la primera temporada, tocando a una nación que le consideraba como un gran héroe.

Al final del capítulo, Saul reza en lo que podría parecer árabe, sin embargo es arameo. El agente pronunica el Kadish, uno de los rezos principales de la religión judía, cuyo texto está escrito casi por completo en arameo. Se pide a Dios acelere la redención y la venida del mesías. Es una plegaria que se reza sólo en público, pero lo hizo en solitario. Se dice por todos los fallecidos, pero no hace ninguna mención de la muerte, pérdida o duelo. Es una declaración profunda para alguien que sufre. Es precisamente esta clase de declaración la que beneficia al alma del fallecido, y prueba que aquellos que le sobrevivieron pueden mantener una importante conexión con aquellos que han muerto.

Se acaba la segunda temporada y tenemos a Saul como jefe; a Carrie, que quiere regresar a la CIA y parece que lo hará con un puesto importante que le ofreció Saul antes del atentando; Estes está muerto; Quinn ha desaparecido; la familia de Brody está destrozada tras la revelación de que es un terrorista y se apoyará en Mike Faber. Sabemos que Dana es la más lista de todos ellos y no le cuadra lo que dicen que su padre hizo y por supuesto, nos queda Brody, que se ha convertido en un fugitivo, algo que será público cuando se informe de que no se han encontrado sus restos.

¿Quién puso la bomba en el coche del Brody? ¿Creemos a Brody que afirma que no fue él?, al fin y al cabo si siguiera con el grupo de Abu Nazir no habrían emitido el vídeo donde confiesa que es un terrorista en televisión. Sin embargo, ¿por qué le dijo a Mike en el bar que cuidara de su familia que él no iba a poder hacerlo por el momento? ¿Por qué hace que Carrie y él salgan de la sala justo antes de la explosión durante el discurso de Estes sin un buen motivo? ¿Es una casualidad que se salven los dos de esta manera?

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *