11 febrero 2010 Actualidad, Antena 3, Cine en televisión, Concursos, Crítica, Estrenos, Profesionales, Programación, Telecinco, TV y sociedad

Belén Esteban y Carmen Lomana

Esta noche competían el estreno de ¡Mira quién baila! y la TV Movie de Farmacia de Guardia, quince años después. Dos acontecimientos para Telecinco donde se presentaba a Pilar Rubio -que ha desempeñado su labor sin contratiempos y sin que echáramos mucho de menos a Anne Igartiburu, su predecesora en La 1– y para Antena 3 donde por su vigésimo aniversario se “resucitaba” una de sus series míticas. Antes de avanzar, una misma pregunta sirve para las dos emisiones: ¿era necesario volver a verlo?

Unas horas antes de que se hagan públicas las audiencias, visto lo visto, ¡Mira quién baila! ha resultado más entretenido que Farmacia de Guardia que una vez superado el elemento nostálgico -trascurridos unos minutos- se ha diluido. Con la perspectiva de la nueva televisión que se hace en España y de las ficciones que nos llegan de Estados Unidos, la botica de Antena 3 parecía un teatrillo de largos diálogos y su estructura no ha sido adaptada a los tiempos que corren. Claro que muchos dirán y ¿qué nos ofrecía Telecinco cuando bailaba la Esteban y su ex cuñado el matador de toros? Sí, no era una visión cosmopolita precisamente.

En Farmacia de Guardia han intentado dar un toque de modernidad a los personajes, quizás demasiado exagerado. A todos les han construido quince años llenos de historias, lo cual es normal, pero demasiado estereotipadas. Hemos echado de menos a Eva Isanta, que ha sido sustituida por una chica muy parecida, por lo demás estaban los que tenían que estar. Todos muy crecidos, Guille quizás demasiado con dos niños que parecían sus hermanos más que sus hijos.

Kike, bohemio y con sus animales; Fanny, lesbiana y embarazada; Guille, un político infiel, a imagen y semejanza de su padre, Adolfo encarcelado; Isabel, con una hija adolescente enganchada a internet y Lourdes poniendo orden en la familia. Un buen rato de nostalgia, pero muy pasado para los tiempos que corren. Lo que no he entendido es la actuación de La Oreja de Van Gogh a mitad de la película.

Otra película muy distinta era la de la bailarina de San Blas, a la que como decía Jorge Javier en Báilame Deluxe, la había vestido su peor enemiga, La Camapanario. Belén ha estado muy nerviosa y como han mostrado las puntuaciones, ha sido la peor de la noche, algo que también reflejaban las votaciones en la web de Telecinco donde está en dura competencia con Víctor Janeiro. La ganadora ha sido Edurne, la que más experiencia tiene como bailarina. Después, Telecinco se ha inventado a toda prisa un Báilame Deluxe para ver cómo funciona, con sus colaboradores habituales. Ni siquiera les ha dado tiempo a hacer una cabecera nueva y han usado la de Sálvame Deluxe.

Fuentes | Telecinco y Antena 3

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. ¡Mira quién baila! vence a Farmacia de Guardia y a Comando actualidad 11 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *