30 enero 2009 Crítica, Profesionales, Series

En The Office el protagonista era un jefe ridículo e insoportable que se creía el “Master del Universo” pero en Extras el personaje es un figurante ridículo e insoportable que se avergüenza de sí mismo, y ve que no ha conseguido en su vida nada de lo que había planeado.

Esta dramática historia es magníficamente recreada en un mundo del cine con constantes intervenciones de grandes interpretes que se parodian hasta llegar al ridículo y a la genialidad. Kate Winslet, Ben Stiller, David Bowie, Robert de Niro, Daniel Radcliffe, Samuel L. Jackson e Ian McKellen son sólo una pequeña muestra de los personajes satirizados en el mundo de Andy Millman.

Casi todos estos actores eran fans del trabajo anterior de Gervais y ante la insistencia de trabajar en un proyecto con su sello, se creó esta serie sobre el backstage de los rodajes. Gervais es Andy Millman un extra de cierta edad que no tiene nada ni a nadie especial, en una vida que comparte con una ilusa compañera de trabajo (Ashley Jensen), que pasa la vida haciendo preguntas idiotas, y un agente con graves problemas de estupidez (Stephen Merchant). El David Brent de The Office era el mayor payaso de la función, en Extras Gervais está rodeado de payasos que lo vuelven loco.

Otra vez el desarrollo de los personajes es altamente destacable y las dramatis persoae que da sentido a la ficción nos hacen dudar de que nuestras carcajadas sean realmente adecuadas. Esta contradicción en la excelencia de ambos géneros hace que Extras brille con luz propia, y sea imprescindible desde el primer hasta el último minuto.

Caracterizado Gervais

La avalan un Globo de Oro, un Bafta y un Emmy, entre otras incontables nominaciones. De hecho, en la última gala recibiría un premio como actor, profesión en la que siempre ha dicho no sentirse a gusto tachándose de “horrible” y “repetitivo”. Gervais no recogería el premio ese primer año, lo que llevó a Steve Carell -el jefe de la oficina estadounidense- a “robárselo”. Como consecuencia, el “Devuélveme mi Premio” se convirtió en el punto álgido de una soporífera gala de los Emmy 2008. Un tipo de eventos aburridos a los que dedicaría un hilarante episodio de Extras, por cierto.

El vídeo que he puesto al principio es una especie de premonición del guionista hacia la carrera de Kate Winslet. “Lo he hecho porque he notado que si haces una película sobre el Holocausto, tienes Oscar garantizado”, clama Winslet en el fragmento. La actriz, para los que no lo sepan, acaba de recibir un Globo de Oro por El Lector, donde interpreta a una nazi con remordimientos tras la Segunda Guerra Mundial. Gervais no perdería el tiempo y se lo recordó nada más aparecer al escenario de la gala: “Bien hecho, Winslet. Te lo dije, haz una película sobre el holocausto y los premios llegan”. Su aparición en las ceremonias de premios ya se han convertido en uno de los puntos más divertidos de cada noche.

Página oficial | RickyGervais.com
Anteriormente en… | The Office

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ricky Gervais y el nuevo humor inglés (IV): Cine 2 febrero 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *